JESÚS EL CRISTO ¿Es Jesús Dios?

¿Alguna vez has conocido a alguien con tal magnetismo personal que ellos son siempre el centro de atención?

Lo que hace a Jesús relevante incluso hoy en el siglo 21 son sus mensajes y las afirmaciones que él hizo sobre sí mismo.

Si bien Jesús era un forastero sin credenciales o base de poder político, dentro de un lapso de tres años, él cambió el mundo para los siguientes 20 siglos. Otros líderes morales y religiosos han dejado un impacto, pero nada como ese desconocido.

Sus escandalosas afirmaciones le causaron ser visto como una persona excéntrica tanto por las autoridades romanas como por la jerarquía judía.

¿Qué era lo que en Jesucristo hizo la diferencia? ¿Era él meramente un gran hombre, o algo más?

En su libro Jesús de Nazaret, el erudito judío Joseph Klausner escribió, “Es universalmente admitido… que Cristo enseñó las más puras y sublimes éticas… las cuales arrojan los preceptos morales y máximas de los hombres más sabios de la antigüedad…”

De hecho, mucho de lo que nosotros conocemos hoy como “igualdad de derechos” en realidad son el resultado de las enseñanzas de Jesús.

Will Durant dijo de Jesús que “él vivió y luchó incansablemente por la igualdad de derechos; en tiempos modernos él habría sido enviado a Siberia.

El Presidente USA Thomas Jefferson, en el transcurso de unas pocas noches, él hizo un rápido trabajo de cortar y pegar su propia Biblia, un delgado volumen que él llamó “La filosofía de Jesús de Nazaret”.
Las palabras memorables de Jefferson en la Declaración de Independencia tienen sus raíces en la enseñanza de Jesús… de que cada persona es de inmensa e igual importancia para Dios, sin tener en cuenta el sexo, la raza o el estatus social.

¿Se merecía Jesús el título de “gran líder religioso? Jesús nunca proclamo ser un líder religioso. Él nunca se metió en la política religiosa o impulso una agenda ambiciosa. Él hablo de su mensaje fuera de la establecida estructura religiosa.

Ravi Zacarías, quien creció en una cultura Hindú, ha estudiado las religiones del mundo y observó una distinción fundamental entre otros fundadores religiosos y Jesucristo. “Lo que sea que nosotros podamos hacer de las afirmaciones de Jesús, una realidad es inevitable. Veamos…  No es Zoroastro a quien usted se vuelve, no es Zoroastro a quien usted escucha. No es Buda quien te libra; son sus Verdades Nobles que te instruyen. No es Mahoma quien te transforma; es la belleza del Corán que te corteja. Por contraste, Jesús no solo enseña o expone Su mensaje. Él era idéntico con Su mensaje.”

El mensaje de Jesús fue sencillamente “Ven a mí” o “Sígueme” o “Obedéceme”. También, Jesús hizo claro que su misión principal era perdonar los pecados, algo que solo Dios podía hacer. Ningún otro líder religioso importante jamás proclamó tener el poder para perdonar pecados.

Jesús hizo afirmaciones radicales sobre él mismo. He aquí una lista parcial de tales declaraciones como registradas por relatos de testigos oculares…

“Yo soy la resurrección y la vida.” (Juan 11:25);  “Yo soy la luz del mundo.” (Juan 8:12); “Yo y mi padre somos uno.” (Juan 10:30); “Yo soy el Alfa y la Omega, el Primero y el Ultimo, el Principio y el Fin.” (Apocalipsis 22:13).”; “Yo soy el camino, la verdad, y la vida.” (Juan 14:6); “Yo soy el único camino al Padre [Dios].” (Juan 14:6).

En las Sagradas Escrituras Hebreas, cuando Moisés preguntó a Dios su nombre en la zarza ardiente, Dios respondió, “YO SOY.” Él le estaba diciendo a Moisés que Él es el único Creador, eterno y trascendente en el tiempo.

Desde el tiempo de Moisés, ningún judío practicante se referiría a sí mismo o ningún otro por el “Yo Soy”. Como resultado, la afirmación del “YO SOY” de Jesús enfureció a los líderes judíos. Una vez, algunos líderes le explicaron a Jesús porque ellos estaban tratando de matarlo: “Porque usted, un simple hombre, se ha hecho a usted mismo Dios (Juan 10:33)

Sic… José Agapito Ramírez Montes

Imagen Diseñada por Freepik

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *