¿Hemos entrado en el Cinturón Fotónico?

Muchos de ustedes tienen varios conceptos acerca del Cinturón Fotónico. Algunos de sus conceptos imaginados representan una faceta de la verdad, y otros no están ni cerca. Hay mucha especulación en la superficie acerca de qué es el Cinturón Fotónico, y cuándo la Tierra entró, o entrará en este vórtice.

La Tierra entró oficialmente al Cinturón Fotónico en Mayo de 1998, durante la luna llena de Tauro. El Cinturón Fotónico se compone de 12 vórtices gigantes de intensas bandas de luz.

Cada vórtice ejecutará su propia acción específica en la Tierra, y en nuestro sistema solar, el proceso entero, está monitoreado muy de cerca para trabajar en armonía y equilibrio. Es un proceso muy seguro, y no hay nada que temer.

Antes del año 1998 las ondas de luz del Cinturón Fotónico fueron liberadas a la Tierra en varios intervalos cada año, por muchos años en el pasado, particularmente en el momento de los Equinoccios y Solsticios. Cada año la luz fue liberada en mayor y mayor intensidad y frecuencia. Ustedes necesitaban estar aclimatados, para la luz mayor que habría de venir. Sin embargo, desde Mayo 1998, cuando la Tierra oficialmente entró al primer vórtice, esto nos indicó que ahora no hay vuelta atrás.

Dentro de los próximos 12 años, la Tierra entrará por cada uno de los 12 vórtices desde las bandas de luz con la intensidad que se requiere para Su purificación, y en preparación para Su proceso de ascensión hacia la quinta dimensión. Es allí hacia donde ustedes se encaminan también, si así lo eligen.

Desde Mayo de 1998, las varias frecuencias e intensidad de la luz del Cinturón Fotónico ya no se liberan en intervalos. Están ahora bombardeando a la Tierra mucho más intensiva y constantemente. Se espera que nos quedaremos en el primer vórtice por aproximadamente 18 a 24 meses, o tal vez un poco menos.

Tienen que hacerse muchos ajustes en este vórtice antes de poder trasladarnos hacia el próximo. Toda la humanidad, de una manera u otra, está sintiendo los efectos de la profunda limpieza que estas nuevas energías portan. Cada persona en la Tierra va a tener que hacer lo que sea necesario para ajustar su conciencia y hacer los cambios necesarios dentro de ellos mismos para poder avanzar con conciencia, y ser transformados por esta gran luz.

Aquellos que se resisten a la luz, y a los muchos cambios que traerá, no podrán pasar por los 12 vórtices físicamente.

Sabemos que muchos elegirán a nivel del alma y / o a nivel consciente, dejar o desalojar sus cuerpos físicos (desencarnar) en vez de soltar sus miedos, ideologías preconcebidas, y agendas personales que no sirven para su mayor bien, y el mayor bien de todos.

Muchos de ustedes ya están sintiendo y notando en sus cuerpos físicos y emocionales los efectos que están ocurriendo a nivel celular y genético. Muchos de ustedes están experimentando nuevos síntomas físicos desagradables que nunca habían tenido antes, como: dolores de cabeza, dolores del corazón, vértigo, palpitaciones, fatiga crónica, mareos, nausea, cambios en los patrones de sueño, zumbido de oídos, visión borrosa, exceso de sueño, y muchos más… También están notando cambios en su estado emocional (cuerpo emocional). Sus cuerpos están evolucionando y limpiándose. Las emociones, formas de pensar y percibir cosas que sean negativas, fuera de moda, y desgastadas están saliendo a la superficie para ser examinadas, purificadas y transformadas.

Esta Gran Luz Cósmica del Cinturón Fotónico está ahora sobre todos nosotros. Lo quieran o no, ninguno puede evitarlo. De acuerdo con sus elecciones de libre voluntad, pueden usarlo para su expansión Espiritual, transformación física, y resurrección, e ir junto con la ascensión de nuestra preciosa Madre Tierra. La Tierra y la humanidad están ascendiendo juntas como “una gran familia”.

Extraído del libro: “Telos Tierra Hueca y Ciudades Subterráneas”, Mensajes canalizados por Dianne Robbins, 1999.

José Agapito Ramírez Montes

Imagen Google: senhoradesirius.files.wordpress.com

VibraCosmos

Soy un profesional de la ingeniería eléctrica con años de experiencia en la profesión, pero desde hace 23 años me dedico a escribir artículos sobre tópicos de índole espiritual, etérico, dimensional y cósmico. Mis artículos no están circunscritos a lo que está determinado en esta tercera dimensión (polaridad, dualidad, positivo-negativo, etc), sino que va más allá de lo tridimensional y trasciende en mucho lo que tenga que ver con la cuarta, quinta, sexta y séptima dimensión. Me considero un investigador nato de lo desconocido. Eso, sí, siempre apegado a la "verdad".

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *