En el Universo todo es vibración, nada está inmóvil.

Todo en el Universo está en vibración y nada permanece inmóvil. La materia, la energía, el espíritu, son solamente el resultado de estados vibratorios diferentes. El espíritu representa el extremo polar de las vibraciones más rápidas, cuya frecuencia es tan elevada que parece estar en reposo absoluto. El otro polo lo forma la materia extremadamente densa.

Dice el hermetismo que entre ambos polos hay millones y millones de diferentes intensidades y modos de vibración.

Sabemos que las moléculas que componen la materia están en constante vibración, y que a su vez, los átomos que las forman, también están en constante movimiento y vibración. A su vez, los electrones y protones también están vibrando rápidamente. Sin temor a equivocamos podemos afirmar que no hay nada en el Universo que no sea “materia mental vibrando en diferentes frecuencias”. La luz, el calor, el magnetismo, la electricidad, son solamente diferentes modalidades vibratorias.

Nuestros pensamientos, emociones, deseos, o impulsos, son solamente estados vibratorios. Nuestro cuerpo físico es un conjunto de sistemas que vibran a una misma frecuencia, y la salud es solamente la armonía vibratoria del cuerpo.

Enfermedad es desarmonía. El espacio cósmico y terrestre que nos rodea, está saturado de vibraciones, y ellas influyen de manera determinante en las personas.

En los habitantes de una ciudad, por ejemplo, se puede apreciar, al observarlos, un ambiente vibratorio positivo o negativo, y lo mismo ocurre al visitar el hogar de alguna familia, donde sentiremos de inmediato una irradiación cálida y positiva, o bien, una fuerza que nos repele.

Lo que ocurre en nuestras habitaciones, es que la irradiación vibratoria de las personas que allí viven, penetra en la construcción material, impregnándola con energías positivas o negativas, las cuales son captadas fácilmente por los visitantes.

El tercer Gran Principio Hermético —el Principio de la Vibración—  encierra la verdad de que el movimiento  se manifiesta en todo el Universo. Nada está en reposo, todo se mueve vibra y circula. Este principio hermético fue reconocido por algunos de los primitivos filósofos griegos, quienes lo expusieron en sus sistemas. Pero después, durante siglos enteros, quedó olvidado, salvo por los perseguidores de las doctrinas herméticas.

En el siglo XIX la ciencia física ha redescubierto esa verdad, y los descubrimientos científicos del siglo XX han aportado su testimonio en corroboración de esa verdad sostenida por la antiquísima Filosofía Hermética.

Es por eso que hay lugares que al visitarlos despiertan en nosotros una tristeza intolerable, que llega en algunos casos hasta una profunda depresión con tendencia al suicidio. Estamos, simplemente, recibiendo los estados anímicos de quienes vivieron o trabajaron en ese lugar.

Existen fuerzas tan poderosamente negativas que pueden matar a una persona, ya que su tono o nota básica, es destructiva o desintegradora. Sabemos que existen sonidos (vibraciones) que pueden destruir la cohesión de la materia (infrasonidos), o bien, que pueden producir un efecto curativo medicinal (ultrasonidos). Conocido es el poder del rayo laser (vibración), cuya luz puede perforar el material más duro. Es interesante comprobar la influencia de las energías oscilantes del individuo.

Consideremos, por ejemplo, nuestro poder de inducción vibratorio sobre la gente. Para esto, es necesario dirigirse a alguien que nos tenga notoria antipatía. Venciendo el rechazo que esta persona nos provoque, nos esforzaremos en sentir por ella una profunda simpatía y cordialidad, y al poco tiempo, veremos cómo cambia radicalmente y pasa a tener una gran amistad por nosotros.

Muchas veces, somos nosotros mismos quienes provocamos rechazo en la gente por nuestra hostilidad hacia ellas.

A través del principio de vibración es posible comprender que las maldiciones existen efectivamente, pero no tienen nada de sobrenatural; son solamente la condensación y proyección de vibraciones fuertemente destructivas.

Como dijo una de las más antiguas autoridades herméticas: «Aquel que ha comprendido el Principio de Vibración, ha alcanzado el cetro del Poder.

Fuente: “El Ayurveda Tibetano”. El Kybalion, El Principio de Hermes.

José Agapito Ramírez Montes

Imagen Google: zdorov56.ru

2 thoughts on “En el Universo todo es vibración, nada está inmóvil.

  • March 3, 2018 at 6:13 pm
    Permalink

    Mannabase a new Cryptocurrency is actually giving away FREE coins every week to new users. The best part is they are a Humanitarian organisation set to be bigger than Bitcoin. This could be the Biggest Free Investment you ever make. If you have 5 Minutes spare read the Whitepaper these Guys are something else. http://bit.ly/-FreeCryptocurrency

    Reply
    • March 16, 2018 at 11:28 pm
      Permalink

      Thanks to Mannabase for that offer. I’ll keep it in mind

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *