EL MENSAJE DE UNA CIVILIZACION ANTERIOR (1/3)

“Lo que en este mundo de tres dimensiones parece irracional e increíble es normal en los planos superiores de la consciencia”. (Miz Tli Tlan)

Hay verdades que, aunque hayan sido reveladas desde los orígenes de la Tierra, serán conocidas tan sólo por una minoría restringida de seres espiritualizados; y hay otras que sólo ahora pueden y deben ser reveladas, dada la situación de emergencia en la que el planeta se encuentra.

El mensaje que se transcribe está basado en el informe Brodie y en la informaciópn suministrada por un Miembro del Concejo Alfa y Omega.

En pasada fecha reciente, 1941, científicos norteamericanos ya habían sido advertidos, al trabajar en la elaboración de un arma peligrosa, que su fabricación no sería permitida por las leyes extraterrestres. El presidente Franklin Delano Roosevelt, sustentador principal del Proyecto Manhattan, de construcción de la bomba atómica, recibía por vías inusuales, advertencias de que las pruebas de Shagg Field no deberían continuar porque amenazaban a toda la vida planetaria.

Roosevelt hizo caso omiso de tales advertencias, y así fue anunciada la primera bomba atómica de la historia humana (1945).

A partir de esa fecha el ser humano fue abandonado a su suerte porque se situó orgullosamente contra las leyes divinas que se aplican a la procreación. La raza de la superficie de la Tierra se viene contraponiendo siempre a lo divino, como sucedió en la Torre de Babel de la Biblia, o en Sodoma y Gomorra o en los días de la Atlántida. Usando el propio libre albedrío, el hombre nunca tuvo verdadero conocimiento; haciendo siempre lo que quería, se distanció de las leyes de la naturaleza y de las leyes del universo, y de las leyes del Creador, tomando el camino que lo llevó a la civilización que hoy se está descomponiendo.

Conviene aclarar que existen tres tipos de mundos, y que a pesar de que siempre se deseó la integración de las civilizaciones que los habitan, ellas nunca llegaron a relacionarse realmente.

Está el mundo extraterrestre del cosmos, el mundo intraterreno de la Tierra hueca, y el mundo de la superficie. Este último marcha rápidamente hacia la destrucción que nuestros antepasados tampoco pudieron evitar, y que cierta vez convirtió al planeta Tierra en gigantesca tumba repleta de cadáveres hediondos, ruinas y desolación.

Eso aconteció en una época remotísima, fuera de la posibilidad de vuestros cálculos. En aquel tiempo, el hombre fue testigo de los hechos, pero nada pudo hacer. En aquellos remotísimos tiempos nuestro desarrollo tecnológico alcanzó grados asombrosos de perfeccionamiento. Logramos efectuar, de modo controlado, incluso a distancias fabulosas, la descomposición de la materia en unidades de energía y también su recomposición. Los efectos de los residuos radiactivos eran controlados.

Esa práctica dio margen al surgimiento de usinas (o estaciones desintegradoras), en las que máquinas podían transformar energía en personas, o proyectar energía hasta cualquier ciudad de la Tierra, en la que otra máquina la incorporaba. Después se volvió común que cada individuo dispusiese de su propia máquina.

Prácticamente, para nosotros no había secretos. “Gracias a nuestros conocimientos científicos podíamos hacer casi todo lo que queríamos, inclusive prolongar la vida indefinidamente. Eso era posible con el uso del proceso de hibernación que nuestro sistema social permitía, y que consistía en permanecer durante años con las funciones vitales suspendidas, bastando después la ingestión de una pastillita para que volviéramos a la vida activa.

Comentario: Continuare con este increíble relato, que a la postre pareciera ser sacado de un libro de ciencia ficción. Más, no es así, pues ya he citado en otros mensajes que somos seres de 5D recordando (despertando) la sabiduría de nuestro pasado remoto.

Fuente: Miz Tli Tlan, Trigueirinho

José Agapito Ramírez Montes

Imagen Google: oldcivilizations.files.wordpress.com

One thought on “EL MENSAJE DE UNA CIVILIZACION ANTERIOR (1/3)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *