Mensaje de Una Civilización Anterior (3/3)

En la continuación de la narración sobre El Mensaje de Una Civilización Anterior, por el miembro del Concejo Alfa y Omega, la cual fue ofrecida desde la ciudad intraterrena 5D de Miz Tli Tlan, se les relata de seguida las dolorosas vivencias de esta civilización…

Después de que los efectos radiactivo comenzaron a hacer su trabajo, con una atmósfera minada por agujeros negros en las capas de ozono, que envolvían a la Tierra, muchos de nosotros se fueron al interior de la tierra, y otros optaron por quedarse en las ciudades de la superficie desafiando el índice creciente de radiación.

Sufrieron deformaciones óseas, quedaron ciegos como consecuencia de cataratas en el cristalino, y finalmente murieron por falta de coordinación motora. Tremendos cataclismos fragmentaron la capa exterior de la Tierra en millares de pedazos, como si una explosión descomunal hubiese dado cuenta de nuestro mundo devastado.

Fue necesario que pasaran cerca de cuatrocientos siglos (40.000 años) para que volviéramos a sentirnos fuertes, y supiéramos en CONCIENCIA que habíamos llegado de nuevo al punto exacto en el que los caminos se bifurcan, en el que los forjadores de la raza otrora se equivocaron y empezaron a declarar su muerte.

Supimos aprovechar la segunda oportunidad, siguiendo fielmente los postulados del decálogo que habíamos heredado de los “primeros”, decálogo que la tradición se encargó de mantener vigente. Había en esos decálogos cosas que hablaban sobre la experiencia otrora vivida en la superficie de la Tierra, y que durante milenios no pudimos entender.

Sólo de a poco, con el progreso de la nueva ciencia, y con una CONSCIENCIA a tono con los dictados del Creador, las indicaciones llegaban a tener sentido para nosotros, como por ejemplo: LA ENERGÍA ATÓMICA ES CAUSA DE MUERTE, NO DEBE SER EMPLEADA.

El redescubrimiento que hicimos del ÁTOMO develó el sentido de esa peligrosa energía, y nos alertó para no seguir profundizando su estudio y uso. Esta vez optamos por buscar la energía del magnetismo, pero descubrimos que campos magnéticos de determinadas intensidades producen alteraciones físicas en los objetos y en los seres. Entonces, abandonamos ese sistema y ensayamos otros, hasta que nos decidimos por la energía obtenida a partir de la captación de fotones ONO-ZONE, provenientes de las estrellas, los cuales nos llegaban del exterior a través de canales o pozos intermagnéticos.

Se verificó que durante miles de años no se habían registrado señales de la eclosión radiactiva que afectara a nuestros antepasados. La naturaleza, lenta pero implacablemente, eliminó todos los vestigios de la contaminación. Fueron miles los que desearon abandonar la tierra interior, y los gobernantes nos prohibieron dejar el mundo interior para evitar la degeneración que otrora alcanzáramos cuando éramos hombres de superficie.

Los gobernantes otorgaron un plazo, para el regreso de los que habían partido. Vencido este plazo, quienes no regresaron constituyeron la base que dio origen, en la superficie de la Tierra, a la raza amarilla, fundada en la China, en el Japón y en la costa oriental de México y en el extremo sur de la Argentina. En verdad, antes de eso, había en la China hombres blancos y negros; los amarillos que hoy conocemos son intraterrenos en su origen.

ipse dixit JARM… Este relato suministrado por un Miembro del Consejo Alfa y Omega (Ser de luz que viaja en una nave extraterrestre), se refiere a las civilizaciones intraterrenas de Miz Tli Tlan, Erks, Aurora, Telos y tantas otras ciudades, que otrora poblaron la superficie terrestre. Alcanzaron en ese tiempo un desarrollo tecnológico de dimensiones monstruosas, gracias al dominio del átomo (energía atómica) que a la postre fue el causante de la destrucción de su civilización. Todo ello, por obviar o haberse olvidado, que en paralelo debieron haber evolucionado a la par con la CONSCIENCIA.

El caso es que ahora, después de una la lenta evolución de los hombres que habitan (habitamos) la superficie de la Tierra, empero, ahora sus gobernantes, se apresuran a caer en la misma TRAMPA que cayeron aquellos de la raza primigenia.

Pues, el primer paso que han dado en esa dirección es la fabricación de la BOMBA ATÓMICA; artefacto cuya peligrosidad no tiene límites y que servirá para edificar gobiernos de terror, lanzando al mundo a un desastre total. _La soberbia de los actuales gobernantes de la superficie que amenazan con usar de nuevo esa energía, no oyen, y desobedecen las leyes divinas de la Creación. Y son reacios a aceptar que, _LA ENERGÍA ATÓMICA ES CAUSA DE MUERTE, Y NO DEBE SER EMPLEADA

Fuente: “Miz Tli Tlan. Un Mundo que Despierta”. Primera Parte, basada en el informe Brodie y en las palabras de un Miembro del Concejo Alfa y Omega.

José Agapito Ramírez Montes

Imagen Google: i.kinja-img.com

One thought on “Mensaje de Una Civilización Anterior (3/3)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *