Plan de sutilización del planeta (Nuevo Código GNA)

Para la sutilización de los habitantes de la Tierra, es preciso introducir un nuevo código genético (GNA) más evolucionado. Esto ya se está produciendo en muchos hermanos en Servicio, y en gran cantidad de niños que han nacido desde el año 1988.

Muchos contactados están siendo sometidos a un proceso de cambio en el código genético; atrás queda el antiguo código DNA (ADN) y es conveniente implantar el nuevo código GNA.

En él desaparecen rasgos y tendencias animales, violentas o separatistas, y se incrementan los rasgos de inteligencia y de emoción superior. Esto está ocurriendo en estos momentos con mucha intensidad como parte importante del Plan de sutilización del planeta y su Humanidad.

Esa incorporación del código genético (GNA) le permitirá a los seres humanos estar en armonía, a través de la recepción de las nuevas energías, con las transformaciones que se están produciendo. Estas transformaciones son ya muy profundas en el cuerpo etérico, donde se está produciendo ya el traspaso de los chakras antiguos a los nuevos situados en el hemisferio derecho o lado derecho de la cabeza, pecho y plexo cósmico.

En el cuerpo físico, los cambios están todavía velados para protegerlos de las fuerzas involutivas que están muy atentas a los procesos genéticos, ya que los utilizan para la manipulación y experimentación con los seres.

Es por esto muy importante que no se conozcan estos cambios a nivel general, porque los hermanos más evolucionados podrían ser tomados como instrumentos de experimentación; y sobre todo, podrían ser descubiertos los procesos etéricos de sutilización de los genes.

El mal en todo caso sería menos, porque los procesos de sutilización siempre se realizan por el intermedio de las energías puras, que los seres involutivos no pueden ni saben manejar. Es la energía pura, introducida a nivel etérico bajo ciertos códigos genéticos, la que va a provocar la sutilización del cuerpo etérico y del físico. En el cuerpo físico, la energía pura está siendo introducida desde el plano etérico, a nivel sanguíneo, para que ésta, en su propia inteligencia, realice la nueva estructuración genética.

Las nuevas energías (códios genéticos GNA) están ya presentes en gran cantidad de niños. Ellos las catalizan para trabajos especiales. Son el reflejo de la energía pura-inocencia y favorecen la expresión de la energía-madre en los seres adultos.

Ellos vienen a este tiempo con una misión muy hermosa: activar la energía-madre en los seres adultos, ya sean hombres o mujeres. Esto ha sido siempre así, pero ahora la mayoría de los niños colaboran conscientemente desde otros planos unidos por la manifestación de las nuevas energías. Hay niños que colaboran también con las fuerzas involutivas, pero son los menos.

Con la aparición de la pubertad y el desarrollo de las emociones y las facultades mentales inferiores (hemisferio izquierdo del cerebro), los seres, en su mayoría, pierden su conexión natural con la energía-madre, y comienzan a aparecer los conflictos que pueden durar toda la encarnación_. Como ya se dijo en otro artículo, el cerebro está dividido en dos hemisferios, el izquierdo y el derecho, y la mente no es otra que el cerebro en acción. El lado izquierdo controla la mente consciente (es la que razona y verbaliza, es lógica, racional y critica); el lado derecho controla la mente inconsciente, o subconsciente, la parte intuitiva (es creativa, artística, imaginativa, perceptiva, intuitiva y recuerda patrones).

Así pues, es importante retornar a las energías puras, reconocerlas, y trabajar junto a ellas para la manifestación perfecta del Plan del Padre. La energía-madre está tomando gran importancia en esta etapa ya que es la encargada de llevar a la manifestación todos los procesos que ya están ocurriendo o han ocurrido en los planos sutiles.

Esta etapa, de la energía madre, será desagradable desde el punto de vista humano, y la acción de la energía-madre (Taikuma) no se encontrará en grandes obras, desde el punto de vista tridimensional, o en grandes grupos, sino en seres trabajando solos, o en pequeñas asociaciones, sobre todo triangulares, distribuidas estratégicamente a lo largo del planeta.

La red etérica de Luz que cubre al planeta se encargará de interconectar el Servicio de todos los autoconvocados, y creará, de esta manera, unidad y armonía entre todos los distintos Servicios que nacen de la entrega amorosa a la colaboración en el Plan Divino.

Cada país y cada zona del planeta se halla en una etapa distinta dentro del proceso global. Los países más contaminados psíquica o atómicamente, son los que todavía se encuentran en plena etapa de purificación. _Son los que están más retrasados desde el punto de vista evolutivo. Otros lugares pasan por un proceso intermedio de purificación a través de conflictos sociales, pobreza, desastres naturales, etc

Y los países que se encuentran más puros energéticamente son, como ya se sabe, los latinoamericanos.

Han sufrido ya grandes procesos de purificación, y por otro lado, están mucho menos habitados, por lo que la contaminación psíquica no es fuerte, salvo en ciudades puntuales con aglomeración de personas, como Sao Paulo, México D.C., Santiago de Chile, Buenos Aires. _América del Norte tuvo su oportunidad, pero se ha poblado demasiado; y esto, junto con el karma creado por las barbaries cometidas (ensayos nucleares, contaminación ambiental, promoción de guerras y conflictos bélicos, etc.), y las que se siguen cometiendo, la han deteriorado demasiado en el plano etérico. Definitivamente, Norteamérica ha sido descartada para el nacimiento de la Nueva Raza.
Fuente: Manual del Caminante Eterno, Comandante Wythaikon – Taikuma – Asthar – Consejo de Ancianos de Erks

José Agapito Ramírez Montes

Imagen: oldcivilizations.files.wordpress.com

VibraCosmos

Soy un profesional de la ingeniería eléctrica con años de experiencia en la profesión, pero desde hace 23 años me dedico a escribir artículos sobre tópicos de índole espiritual, etérico, dimensional y cósmico. Mis artículos no están circunscritos a lo que está determinado en esta tercera dimensión (polaridad, dualidad, positivo-negativo, etc), sino que va más allá de lo tridimensional y trasciende en mucho lo que tenga que ver con la cuarta, quinta, sexta y séptima dimensión. Me considero un investigador nato de lo desconocido. Eso, sí, siempre apegado a la "verdad".

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *