QUIEN ERA JESUS POR SAI BABA

“Jesús restableció el amor y la compasión en el corazón del hombre. “Jesús fue un maestro que nació con un propósito: restablecer el amor, la caridad y la compasión en el corazón del hombre.

No tenía ningún apego al yo, nunca le prestó atención a la tristeza o al dolor, a la alegría o a la ganancia; tenía un corazón que respondía al llamado de la angustia. Anduvo por la Tierra predicando la lección del amor. Su vida fue una ofrenda por la elevación de la humanidad.

Después de regresar del Oriente, a los 28-29 de edad, su afirmación de que era un mensajero de Dios cambió a la de que era el hijo de Dios. El vínculo se fortaleció: el Ser ya no era alguna luz o entidad distante, la luz se volvió una parte del Ser. Cuando predominaba la conciencia del cuerpo, era un mensajero. Con la conciencia del corazón en ascenso, se sintió cercano y querido, y así, en esta etapa, el vínculo padre-hijo parece natural.

Después, a medida que se afirmaba la conciencia del Alma, Jesús pudo declarar: ‘Yo y Mi Padre somos Uno’. Estas tres etapas pueden describirse como: ‘Yo estoy en la luz, la luz está en Mí y Yo soy la luz’.

Jesús fue honrado por el pueblo como Cristo, porque en sus pensamientos, palabras y acciones no encontraron ningún indicio de ego. No tenía ni envidia, ni odio; estaba lleno de amor y caridad, humildad y benevolencia.

Origen de la foto: En 1985, una australiana, hizo su primera visita al Ashram de Sathya Sai Baba en Puttaparthi, India. Ella era una de los miles que llegan todos los días para estar ante la presencia de Sai Baba. Mientras se recibía el Darshan, B.A. levantó hacia la bendición de Sai Baba un crucifijo y una impresión blanco y negro por computadora del manto de Turín.  Resultado de imagen Sai Baba no bendijo el crucifijo, pero tomó el papel de computadora en su mano y de él manifestó una hoja fotográfica en blanco (foto glossy). A medida que pasó su mano sobre el papel, apareció una foto a color de Jesús. Una revisión posterior mostró que las marcas en la fotografía se alineaban exactamente con aquellas en el manto de Turín.

 

El mismo nombre, Jesús, no es original. A él lo llamaban Isa, que al invertir las letras se convierte en Sai. Isa o Sai, ambos significan Isvara, Dios, el Eterno Absoluto. En el manuscrito tibetano del monasterio donde Isa (Jesús), vivió algunos años, el nombre está escrito como Isa, que significa el Señor de todos los seres vivos.

El cumpleaños de Jesús debe ser celebrado por toda la raza humana; no deben ser limitados a un solo país o una sola comunidad. Jesús encontró que los eruditos y los ritualistas habían oscurecido la verdadera religión. Se dedicó a la enseñanza de la espiritualidad y la moralidad, porque la educación es la luz misma de la vida. Jesús encontró que la gente andaba en busca de cuentas de vidrio imaginándose que eran diamantes. Visitó los lugares sagrados y descubrió que se habían convertido en mercados, donde la gracia estaba siendo negociada y comercializada.

Condenó al sacerdocio que toleraba y alentaba estas prácticas. Por todo esto atrajo la ira de los jefes de los templos y monasterios. Ellos tentaron a uno de sus discípulos de Jesús con treinta monedas de plata, para que lo traicionara y lo entregara. A los gobernantes romanos les dijeron que Jesús estaba intentando hacerse pasar por rey y que debía ser castigado por traición.

Su insistencia hizo que el gobernador ordenara su crucifixión. Cuando lo estaban clavando en la cruz, Jesús escuchó la voz del Padre que decía: ¡Toda vida es una, mí querido hijo! Sé como todos. Y pidió que los que estaban crucificandolo fueran perdonados, porque no sabían lo que estaban haciendo. Jesús se sacrificó por el bien de la humanidad.

“La gente habla del sacrificio de Cristo según se evidencia por su crucifixión. Sin embargo estaba apresado y atado y fue coronado con espinas por la turba que lo capturó; poco después, fue clavado en la cruz por sus captores. Una persona atada y golpeada por sus enemigos no puede decirse que haya sacrificado algo, porque no es libre.

Pongamos atención al sacrificio que Jesús hizo por su propia voluntad mientras estaba libre. Él sacrificó felicidad, prosperidad, bienestar, seguridad, y enfrentó la hostilidad de los poderosos, rehusó ceder o transigir y renunció al ego, lo cual es muy difícil de lograr.

Venérenlo por esto. Él sacrificó voluntariamente los deseos mediante los cuales el cuerpo atormenta al hombre; este es un sacrificio mayor que el sacrificio del cuerpo ante el sometimiento.

José Agapito Ramírez Montes

Imagen Google: Foto materializada por Sai Baba

2 thoughts on “QUIEN ERA JESUS POR SAI BABA

  • April 14, 2017 at 2:17 pm
    Permalink

    Muy buena interpretación del mensaje de Jesus.

    Reply
  • April 21, 2017 at 1:56 am
    Permalink

    Je remercie amis agredezco votre commentaire.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *