El Cuerpo Físico Refleja Nuestra Conciencia

Las prácticas de salud, los hábitos alimenticios, las estresadas vidas que hemos elegido abrazar, la sobrecarga emocional y nuestras formas de sanación, están sujetos al arbitraje sean estas buenas o malas, que experimentamos con el libre albedrío.

Valga decir, estamos aquí para experimentar nuestro libre albedrío y solo podemos hacer lo que el grado de evolución y elevación de conciencia nos expresa. ¿Qué se debe hacer, en cuanto a alimentación, para que la conciencia refleje lo mejor del cuerpo físico?

En razón de las consideraciones mencionadas traigo a colación las críticas, recomendaciones y sugerencias, que nos hace un ser intraterreno de la 5D de Telos (Monte Shasta), el Maestro Ascendido y Sumo Sacerdote Adama, cuyo mensaje fue canalizado por Aurelia Louise Jones desde su libro “Telos I, revelaciones de la Nueva Lemuria”.

Veamos qué nos dice el Maestro Ascendido Adama de Telos… Antes de todo, ninguno de nosotros en Telos conoce ninguna debilidad ni enfermedad de ninguna clase en los cuerpos físicos. En nuestras vidas, siempre aplicamos los principios divinos en todo lo que pensamos, decimos y hacemos. En nuestro sistema de creencias, sabemos que nuestros cuerpos fueron creados como máquinas perfectas y maravillosas que debían vivir por miles de años sin ninguna señal de debilidad, envejecimiento o muerte.

… Este concepto es tan natural para nosotros porque así es como todos lo experimentamos aquí. Toda nuestra gente puede y lo hace, inmortalizar sus cuerpos físicos sin mucho esfuerzo. Este concepto es tan natural para nosotros porque así es como todos lo experimentamos aquí.

Cuando comemos, comemos solamente comida de la más pura y alta energía vibratoria que podamos producir, totalmente orgánica y totalmente equilibrada con ricos minerales que mantienen nuestros cuerpos eternamente fuertes y jóvenes.

• A diferencia de vosotros, cuyo 98% de la comida que coméis ha sido alterada y envenenada con componentes químicos artificiales, tales como conservantes, fortalecedores artificiales de alimentos, herbicidas, pesticidas, ultra pasteurización, etc.

• Diríamos que la mayor parte de la comida que coméis es pobremente cultivada, muy artificial y privada de fuerza vital. Ya en el momento que la coméis está vieja, alterada y privada de sus nutrientes naturales y posee muy poca fuerza vital, si es que hubiera alguna.

• Lo que coméis y como lo coméis no conduce a mantener sanos y fuertes los cuerpos físicos en un estado de inmortalidad. Comenzad a leer los ingredientes en las etiquetas de todo alimento que lleváis en vuestras bocas y notaréis cuan artificial y sintética es vuestra comida. Como norma, cuando leáis los ingredientes en las etiquetas de vuestros alimentos, si no los comprendéis, ni sabéis qué son, ni cómo se pronuncian, sin dudar, no los compréis.

Las enfermedades o malestares que estáis experimentando con vuestros cuerpos físicos, no son nada más que el reflejo de vuestro estilo de vida y de vuestra conciencia.

No sorprende que vuestros cuerpos comiencen a envejecer poco después de los 30 años y para el tiempo en que llegáis a los 60 o antes, la mayor parte de vosotros estáis plagados con muchos problemas de salud y estáis esperando vivir del pago de vuestros retiros o seguros sociales.

La mayoría de la población de la superficie nunca pasa la edad de los 90 años. La constitución de vuestros cuerpos ya está debilitada en el momento de nacer debido a los pobres hábitos de comida, vidas estresadas y vacunas obligatorias de generación en generación.

¿Por qué tratáis ese precioso vehículo tan descuidadamente, precisamente la herramienta que más necesitaríais apreciar y cuidar? También echad un vistazo a los líquidos que ingerís por vuestras bocas (Sai Baba solía decir… tengan mucho cuidado tanto con lo que entra como lo que sale de la boca).

Casi exclusivamente bebéis aguas que contienen sustancias dañinas tales como el cloro artificial, flúor y muchos otros descontaminantes químicos que ponéis en el agua. El 95% de vuestras fuentes de agua salen de cañerías y están contaminadas de una forma u otra.

La verdadera sanación, queridos, solo vendrá del alma y la conciencia. Las modalidades externas son siempre secundarias y sus beneficios pueden solamente reflejar los cambios internos que estáis haciendo. Vuestros cuerpos físicos son el espejo de vuestras conciencias. Al encarnar en este planeta vosotros vivís en una casa de espejos.

José Agapito Ramírez Montes

Imagen Google: www.matrix-2001.cz

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *