La Soberbia lleva al hombre a su propia destrucción

“La más traicionera forma de esclavitud es aquella en la que el prisionero no tiene consciencia de sus cadenas”. (Autor Desconocido)

El hombre piensa, en su imaginación humana, que toda la materia que compone la tierra existe tan sólo para que él usufructúe sus beneficios. Lo que ocurre es que eso está ahí en función de un equilibrio general, y del propio desarrollo del planeta en su conjunto, y no para uso indiscriminado de quienquiera que sea.

Otros datos, conocidos oficialmente, pueden ilustrar mejor la situación en que hoy nos encontramos. Dos tercios de los adolescentes de Suecia, y cuatro quintos de los de la Unión Soviética expresaron que “el destino de la humanidad en los próximos años sería la exterminación nuclear”.

Según la misma investigación, del 30 al 50 por ciento de los adolescentes de los países altamente industrializados creen que asistirán a una guerra nuclear.

En los Estados Unidos, el 49 por ciento de los jóvenes entre los 13 y los 18 años declararon que están proyectando el propio futuro basados en la posibilidad de que se produzca esa guerra. Algunos manifestaron que temen sobrevivir, porque el mundo quedará devastado y ellos no quieren presenciar eso. He aquí lo que dice un niño de 8 años, durante una investigación:

“Cuando yo crezca voy a construir un cohete y después una estación espacial satélite; allí voy a tener árboles, ríos y un mundo diferente”.

Como se ve, en las condiciones actuales, la tierra física dejó de ser un campo propicio para la encarnación de almas que deben venir aquí para aprender y realizar experiencias positivas. El hombre ya liberó energía nuclear en exceso desde que hizo explotar su primer dispositivo atómico. Al lanzar cohetes y satélites al espacio, accionados por métodos considerados primitivos en comparación con los usados por los mundos más adelantados (que no comprometen la integridad del espacio), el hombre está destruyendo un delicado equilibrio, e interfiriendo en reinos de la materia tanto físicos como etéricos, que aún desconoce.

Resultado de imagen para los satelites artificiales estan contaminando el espacio

Con sus experiencias espaciales se están quebrantando las frecuencias vibratorias que pueden tornarse peligrosas cuando estén más desequilibradas.

Actualmente, la interferencia del hombre en la armonía universal es mayor de lo que las leyes cósmicas pueden aceptar; empieza a ser una amenaza aún más fuerte en la medida en que crece su capacidad de contaminar, desarrollando la posibilidad de alcanzar también el espacio extraterrestre. El proceso de purificación de la tierra se tornó, por ello, asunto de la galaxia entera.

Empero, más adelante se leía que la ayuda necesaria al hombre debería venir de las reservas espirituales que él tiene en su propio interior. Según ese pensamiento, ninguna fuerza del exterior podría asumir la responsabilidad por la sobrevivencia de la humanidad. En esos pareceres había mucho material para reflexionar. Aquel escrito, que representaba una corriente de pensamiento manifestada en la década del 70, decía además: “Actualmente, los hermanos del espacio tienen poco que contribuir para la estructura terrestre, pero ellos observan y aprenden”. Sin embargo, ¿qué habrá ocurrido a partir de aquella época?

Realmente, el ser humano es capaz de una fuerza tremenda, cuando se torna consciente del espíritu de Amor que está en sí mismo.

Resultado de imagen para el ser humano tiene en su interior un poder infinito

El poder ilimitado de esa Energía elimina dificultades y sintoniza al yo consciente con las cualidades intrínsecas del Hombre. De cierta forma, él se torna inmune a cualquier desastre nuclear, pues tiene su consciencia centrada en la vida de sus cuerpos sutiles.

Esa lucha ya fue vencida por las primeras en los niveles superiores de la consciencia (o en los cielos, en el lenguaje de las escrituras). Empero, en los niveles más densos ella continúa, en parte por reflejo retardado y en parte debido a las fuerzas de la inercia en ellos evidentes.

Como la tierra asumió, durante millones de años, fuerzas involutivas en su órbita, llegó el momento de que vengan a su encuentro las fuerzas evolutivas de la galaxia. En esta situación de emergencia, la más aguda por la que este planeta jamás pasó, seres de varias áreas del universo están asumiendo, junto a los terrestres, una extraordinaria tarea en colaboración.

Fragmentos extraídos de… “Erks: Mundo Interno”, Trigueirinho Netho, José

José Agapito Ramírez Montes

Imagen Google: www.hdfondos.eu

VibraCosmos

Soy un profesional de la ingeniería eléctrica con años de experiencia en la profesión, pero desde hace 23 años me dedico a escribir artículos sobre tópicos de índole espiritual, etérico, dimensional y cósmico. Mis artículos no están circunscritos a lo que está determinado en esta tercera dimensión (polaridad, dualidad, positivo-negativo, etc), sino que va más allá de lo tridimensional y trasciende en mucho lo que tenga que ver con la cuarta, quinta, sexta y séptima dimensión. Me considero un investigador nato de lo desconocido. Eso, sí, siempre apegado a la "verdad".

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *