¿Qué peligros acechan en el mundo Astral?

El plano astral es un mundo singular, regido por algunas leyes similares a las leyes físicas y otras muy diferentes. Los cuerpos y objetos tridimensionales tienen su correspondencia en este plano, en el que sin embargo no existe la gravitación (característica del mundo físico terrestre); también es diferente la cohesión molecular de los cuerpos, de tal manera que los sólidos pueden ser penetrados, etc. Siguiendo el ejemplo de los autores antiguos, se le da el nombre de mundo astral al conjunto de planos que desde el físico se suceden hasta el plano espiritual, ambos extremos excluidos.

La palabra “astral” significa “lo relativo o perteneciente a los astros”, y se empleó en un principio porque creían las gentes que el “otro mundo” estaba situado más arriba de las nubes, en la región que entonces se llamaba sidérea o de las estrellas.

Dificilísimo es desvanecer los rutinarios conceptos de la humanidad, y aunque sabemos que en el universo no hay “arriba” ni “abajo”, ni “derecha” ni “izquierda”, persiste el racial hábito de suponer los planos superiores del alma “tan altos como las estrellas”. Análogamente ha persistido el calificativo astral en nuestra terminología. De nuevo advertimos al lector que no confunda la idea del plano astral con la de uno o varios lugares. El plano astral no es un lugar determinado ni está arriba ni abajo ni en ninguno de los cuatro puntos cardinales.

How to open Astral Projection Doors and Regressions with Reiki

No se extiende en ninguna dirección definida, y sin embargo se extiende en todas direcciones. Siempre es un estado o condición y nunca un lugar. Es una fase o grado de vibración y no una parte de espacio. Son sus dimensiones las del Tiempo y no las del Espacio. Si empleamos los términos “reino”, “`región”, “‘alto”, `”bajo”, “superior”, “inferior”, es en sentido figurado, como si dijéramos un alto o un bajo grado de vibración.  

El mundo astral consta así de numerosos planos y subplanos que se extienden en serie ascendente desde el más cercano al mundo físico hasta el más cercano al mundo espiritual. Entre estos dos extremos se puede observar innumerable variedad de fenómenos y fases de existencia. En los subplanos inferiores del mundo astral se manifiestan las actividades psíquicas llamadas clarividencia, clariaudiencia, telepatía, psicometría, etc. También se manifiestan en estos subplanos inferiores ciertas formas de ectoplasmas, espectros y otras apariciones de almas desencarnadas que a veces perciben el hombre y algunos animales. Asimismo, actúan y se mueven en estos subplanos los seres humanos vivientes en el mundo físico que se desprenden temporáneamente de su cuerpo físico durante el sueño o el éxtasis, o deliberadamente.

Algunos subplanos inferiores del mundo o plano astral son muy repulsivos y desagradables para el hombre inexperto. El ocultista rehúye y esquiva todo lo posible, y aconseja a los novatos y entrometidos en ocultismo que eviten esos subplanos del astral tan psíquicamente miasmáticos como evitarían los parajes pantanosos y palúdicos del plano físico.

Muchos se perjudicaron gravemente por haber penetrado en estos ínfimos subplanos sin exacto conocimiento de ellos, y no pocos se lisiaron de cuerpo y mente por la imprudencia de haber establecido condiciones psíquicas que los forzaron a actuar en dichos subplanos.

Related image

A estos imprudentes se les puede aplicar el antiguo adagio que dice: “los locos se meten donde temen entrar los ángeles”. Algunos subplanos inferiores del astral están llenos de las formas astrales de los desencarnados que todavía sienten afición a las cosas terrenas. También allí residen por algún tiempo los que fueron la hez de la vida humana, atraídos por las cosas del mundo físico sin que nada los impulse a los planos superiores. Muy deplorable es ver que quienes hubieran repugnado el trato con semejantes entidades en la vida terrena, admitan con ellas comunicación psíquica en el mundo astral, creyendo que son espíritus bienaventurados y almas benditas.

Astral travel

En los subplanos superiores moran las almas desencarnadas de evolucionada espiritualidad. Gradualmente se eleva el nivel de los subplanos y planos hasta llegar al de la temporánea morada de los que alcanzaron un alto grado de espiritualidad. Es el “cielo” de las religiones que cada cual describe según su credo tradicional. Y así como las religiones concretaron la idea del “infierno” en oposición a la de “cielo”, así también en el mundo astral hay subplanos inferiores donde las almas desencarnadas que en la tierra tuvieron brutales inclinaciones sufren las forzosas consecuencias de sus obras.

Consultas: El Plano Astral, C. W. Leadbeater. Estructuración dévica de las formas, Vicente Beltrán Anglada. El libro de los espíritus, Allan Kardec. La Vida después de la Muerte, Yoghi Ramacharaka José Agapito Ramírez Montes

VibraCosmos

Soy un profesional de la ingeniería eléctrica con años de experiencia en la profesión, pero desde hace 23 años me dedico a escribir artículos sobre tópicos de índole espiritual, etérico, dimensional y cósmico. Mis artículos no están circunscritos a lo que está determinado en esta tercera dimensión (polaridad, dualidad, positivo-negativo, etc), sino que va más allá de lo tridimensional y trasciende en mucho lo que tenga que ver con la cuarta, quinta, sexta y séptima dimensión. Me considero un investigador nato de lo desconocido. Eso, sí, siempre apegado a la "verdad".

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *