LA MENTE CERRADA

Cuando estudiaba la carrera de ingeniería eléctrica en el Instituto Tecnológico de la Universidad de Oriente, Puerto La Cruz, Venezuela, tenía un amigo, Zoilo Fuentes La Torraca, a quien cariñosamente le decía maestro y el cual también cursaba la misma carrera. Lo cierto es, que en aquellos tiempos de estudiantes universitarios compartía con este amigo muchas infidencias y sanos comentarios, que en común compartíamos y que a la sazón nos causaban risas, cierta gracia y animosidad. Es el caso, de que cuando algún amigo estudiante que no entendía el propósito de una chanza o la inmediata respuesta de un problema matemático de obvio razonamiento, nosotros nos decíamos en un lenguaje propio y no comprensible por terceras personas, que esa aludida persona tenía una “mente obtusa”. Pero con la salvedad de que al referirnos a esa mente obtusa lo asociábamos con un ángulo obtuso visto desde afuera hacia adentro, y no precisamente desde adentro hacia afuera; porque la diferencia entre estos dos puntos de vista es muy notable. Me explico. Si la mente de un observador ve a un ángulo obtuso desde afuera hacia adentro, el ángulo de ese ángulo obtuso se hará cada vez más y más pequeño hasta llegar a cero (mente estrecha-cerrada), pero si el mismo ángulo es visto por un observador desde adentro hacia afuera, el ángulo de ese ángulo obtuso, siempre se ensanchara más y más hasta abrirse hasta el infinito (mente abierta-omniabarcante).

Quise hacer esta introducción que es parte de nuestra cotidianidad, antes de tocar el tema de “La Mente Cerrada”, porque la mayoría o la casi totalidad de los seres humanos, salvo poquísimas excepciones, cerramos, por lo general, toda posibilidad de éxito en cualquier plan o meta que solemos emprender o nos propongamos llevar a cabo. ¿Debido a qué? Debido a que inconscientemente anteponemos desde una mente negativa, cerrada-estrecha, todo tipo de subterfugios y barreras que en nada ayudan al éxito de esos planes, metas o propósitos que se pretendan llevar a cabo. ¡Quemamos los pollos antes de nacer!  

El Maestro Ascendido Ramtha (El Iluminado) nos enfatiza desde su coloquial perspectiva de ver a este mundo tridimensional, lo siguiente: ¿Sabes que, si tu cerebro se usara al máximo de su capacidad, podrías transformar tu cuerpo en una chispa de luz en sólo un momento, y tu cuerpo viviría para siempre? ¿Sabes que tu cerebro tiene la capacidad de hacer que un miembro crezca de nuevo si lo has perdido? En un estado de total funcionamiento, tu cerebro tiene la capacidad de curar completamente tu cuerpo en un espléndido momento, o cambiarlo físicamente a cualquier ideal que le des.

“La totalidad de tu capacidad cerebral es inmensa; sin embargo, tú, en tu pensamiento limitado, usas sólo un tercio de ella. ¿Para qué crees que es el resto? ¿Para llenar un hueco?”   

Ahora, veamos en más profundidad y desde un espectro más amplio del conocimiento lo que nos dice Ramtha sobre una “mente cerrada”… Tener la mente cerrada es estar cerrado a la posibilidad de cualquier cosa que exista fuera de los valores que pueden ser experimentados por los sentidos de tu cuerpo. Sin embargo, en el reino llamado Dios, nada es imposible. Si algo se puede concebir o reflexionar, existe; pues cualquier cosa soñada o imaginada ya es parte del reino de la existencia. Así es como la totalidad de la creación llegó a existir. Cada vez que le digas a alguien «es sólo tu imaginación», lo estás programando para la estupidez y la creatividad limitada. Y eso es, de hecho, lo que les ocurre a los niños de este plano. A todos ustedes.

¿Sabes? La atrocidad de poseer una mente cerrada es que ello te impide conocer la alegría. Te mantiene esclavizado a las ilusiones del hombre. Te impide conocer tu gloria y la de Dios. Mientras tengas una mente enclaustrada, y vivas y pienses de acuerdo con la conciencia social*, nunca te aventurarás hacia lo desconocido, ni contemplarás la posibilidad de realidades más grandiosas por miedo a que ellas signifiquen cambio. Y ciertamente lo hacen, porque habrá mucho más que ver, que entender y de lo cual formar parte que lo que había anteriormente en un mundo ordenado, que vive y muere. Mientras aceptes sólo los pensamientos limitados que se te han inculcado, nunca activarás mayores porciones de tu cerebro para recibir y experimentar otros pensamientos distintos de aquellos con los que te encuentras cara a cara cada día de tu existencia.

* Conciencia Social: Es la conciencia del segundo plano y de la banda de frecuencia del infrarrojo. También se la llama la imagen de la personalidad humana, la mente de los tres primeros sellos. La conciencia social se refiere a la conciencia colectiva de la sociedad humana. Es la colección de pensamientos, suposiciones, juicios, prejuicios, leyes, moralidad, valores, actitudes, ideales y emociones de la fraternidad de la raza humana.

Tu cuerpo se mantiene de acuerdo con tu cerebro y tu pensamiento colectivo, pues cada pensamiento que permites que entre en tu cerebro electrifica y alimenta cada célula de tu cuerpo. Sin embargo, desde que eras un niño y podías razonar en la conciencia social, aceptaste la programación de que debías crecer, hacerte viejo, y luego morir. Fue así, al aceptar ese pensamiento, como empezaste a degradar la fuerza vital dentro de tu cuerpo, porque el pensamiento de envejecimiento envía una chispa eléctrica de frecuencia baja o lenta a cada estructura celular.

Cuanto menor sea la velocidad, mayor será la pérdida de agilidad dentro del cuerpo, pues disminuirá la capacidad del cuerpo de rejuvenecer y restaurarse a sí mismo. De esta manera, se da lugar al envejecimiento, y en última instancia, a la muerte del cuerpo. Sin embargo, si te permitieras recibir continuamente frecuencias de pensamiento más altas, enviarías corrientes eléctricas más rápidas y más poderosas por todo tu cuerpo, y éste permanecería para siempre en el momento, y de este modo, nunca avanzaría su edad ni moriría. Pero todos aquí saben que van a envejecer y morir, así que, lentamente, la corriente disminuye más y más. Triste, pero cierto…

Aquellas partes de tu cerebro que aún no han sido activadas, tienen la capacidad, con sólo saberlo, de reconstruir cualquier parte dañada de tu cuerpo, sea lo que sea. En el momento en el que sabes que tu cuerpo puede curarse a sí mismo, ese pensamiento envía una chispa mayor, a través del sistema nervioso central, hacia la parte dañada, lo que causará que el factor de ADN dentro de cada célula se duplique y reconstruya la célula perfectamente. ¡Perfectamente! ¿Crees que esto es milagroso? Así debería ser, y así es.

Tú crees que la única manera de curar tu cuerpo es por medio de doctores y medicinas. Y todo esto funciona porque tú crees que funciona. También se te ha dicho —y lo crees— que no podrías hacerlo por ti mismo, y por eso no puedes, porque este saber interior está presente. Sin embargo, hay entidades que han ido en busca de curanderos sabiendo que lo que iban a  oír sería una verdad absoluta; y al saberlo, se convirtió en verdad absoluta dentro de su cuerpo; y así, se curaron en un momento. Eso es lo que hace el saber interior, y puede cambiar tu cuerpo de la manera que tú quieras. Tú tienes la capacidad de ser ilimitado, incluso en el movimiento de tu cuerpo, porque fue diseñado para que así fuera.

Cada momento de tu existencia, estés dormido o despierto, consciente o inconsciente, estás continuamente recibiendo pensamiento de la mente de Dios. Y cualquier frecuencia de pensamiento que permitas llegar a través de este maravilloso Dios que te mantiene unido, la experimentarás para obtener el premio y la única realidad de la vida, la emoción.

Por lo tanto, tú que te sientes infeliz, torpe, malhumorado, temeroso, amargado, enfadado, celoso, apresurado, despreciado, que nadie te ama, ¿qué frecuencias de pensamiento te estás permitiendo sentir? La conciencia social. ¿Dónde está la alegría, preguntas? ¿Dónde está el amor? ¿Dónde está la eternidad? ¿Dónde está Dios? Sólo a un pensamiento de distancia.

¿Por qué no conoces todos aquellos magníficos pensamientos que atraviesan tu espíritu a cada momento? Porque no has querido conocerlos. Has elegido vivir en la sombra de la conciencia social, vestir, actuar y pensar como el rebaño. Tú has elegido encajar en ella, ser aceptado, para que así pudieras sobrevivir. No quisiste saber, porque contemplar los pensamientos de que eres soberano, de que eres Dios, de que vivirás para siempre, y de que lo sabes todo, significaría ir en contra de tu familia, tus amigos, tu religión y tu país. Entonces, entregaste tu poder. Entregaste tu soberanía. Olvidaste tu identidad. Cerraste tu cerebro. La razón por la que estoy aquí, dice Ramtha, es para enseñarte cómo abrirlo de nuevo.

¿Quién es esta figura religiosa llamada Dios? ¿Quién es ese misterio infinito que el hombre ha estado buscando tan desesperadamente durante milenios? Es el pensamiento y su capacidad de recibirse a sí mismo, y al hacer esto, transformarse y expandirse a sí mismo. Eso es todo lo que Dios ES: la totalidad del pensamiento, la eminencia de la vida. Y precisamente dentro de tu ser tienes el poder de convertirte en Dios completamente.

¿Qué es aquello que te impide conocer y convertirte en la totalidad de Dios? El ego alterado. Porque el ego alterado amputa a Dios al rehusar aceptar todas las frecuencias de pensamiento que Dios ES, para así vivir a salvo y seguro. sin ser dañado. Por esto el ego alterado es, en verdad, lo que se llama anticristo», porque niega que tú eres hijo de Dios. No te permite aceptar el pensamiento y darte cuenta de que tú y el Padre son uno y el mismo; de que tú eres el principio divino e inmortal que tiene el poder de crear la eternidad y el poder de crear la muerte.

El anticristo es el ego alterado, y su reino es la conciencia social. Es aquello que no permite el pensamiento ilimitado, y su dogma es el miedo, el juicio y la supervivencia. El Cristo es el hombre expresando plenamente el poder, la belleza, el amor y la vida ilimitada del Padre que vive dentro de él. Es el hombre dándose cuenta de que él es divino y encarnando dicho entendimiento, trascendiendo el dogma, la profecía y el miedo, pues sabe que más allá de la conciencia social yace el vigor ilimitado llamado Dios. Entonces, el anticristo y el Cristo comparten el mismo templo, y ese templo eres tú. Todo está dentro de ti, porque el Dios que tú eres permite que exista tanto el anticristo como el Cristo. Permite la vida y la muerte. Permite la limitación y lo ilimitado.

¿Has oído la profecía del “Armagedón”? Bueno, tú la has vivido durante toda esta vida. Armagedón es la batalla entre el entendimiento de Dios y el reconocimiento del anticristo, que es el ego alterado que no permite que los pensamientos ilimitados penetren en tu cerebro para una expresión ilimitada.

Es la guerra entre la conciencia social y el saber interior ilimitado. Eso es el Armagedón, no una batalla externa, sino dentro de ti mismo: el conflicto en tu interior entre el Cristo que surge y el ego alterado que tiene el control. Por lo tanto, la profecía se está cumpliendo, de hecho, en estos tiempos.

Ser Dios es ser el conocimiento ilimitado, el ser ilimitado. Ser hombre es ser la criatura limitada que no abre su mente para un mayor conocimiento, que acepta la teoría y no practica la vivencia; que es el pupilo en lugar del maestro, el protegido en lugar del explorador.

Y para concluir esta sabia reflexión de Ramtha sobre “La Mente Cerrada”, solo me queda por mencionar lo que nos dice con tanto acierto: tú tienes la capacidad de saber todas las cosas que hay por saber. Y también tienes la capacidad de manifestar cualquier cosa que quieras. Tú posees la capacidad de vivir eternamente en tu cuerpo, si ese es tu deseo. Pero a todo esto, el ego alterado dice: «No». Y por eso, conocerás hombre, pero Dios permanecerá siempre como un misterio.

Consultas: “El Libro Blanco“, Ramtha El Iluminado.

José Agapito Ramírez Montes

Madrid, 08/07/2019

Imagen Google: https://thumbs.dreamstime.com/z/open-mind-key-locked-un-locked-brain-mind-human-17684587.jpg

VibraCosmos

Soy un profesional de la ingeniería eléctrica con años de experiencia en la profesión, pero desde hace 23 años me dedico a escribir artículos sobre tópicos de índole espiritual, etérico, dimensional y cósmico. Mis artículos no están circunscritos a lo que está determinado en esta tercera dimensión (polaridad, dualidad, positivo-negativo, etc), sino que va más allá de lo tridimensional y trasciende en mucho lo que tenga que ver con la cuarta, quinta, sexta y séptima dimensión. Me considero un investigador nato de lo desconocido. Eso, sí, siempre apegado a la "verdad".

6 thoughts on “LA MENTE CERRADA

  • July 9, 2019 at 12:59 pm
    Permalink

    Muy buen artículo, queda claramente explicado la importancia de los pensamientos y de cómo creamos nuestra realidad a través de ellos. Gracias por compartir. Un abrazo con mucho cariño.

    Reply
    • July 9, 2019 at 9:32 pm
      Permalink

      Gracias Sarina por tu opinión sobre ese artículo. Te invito a que visites la página web de vibracosmos.com.ve, en los que encontrarás todos los artículos míos que tienen que ver con espiritualidad, maestros ascendidos, seres de superficie, intraterrestres y extraterrestres, y con toda esa gama de maestros místicos que han inudado la Madre Tierra desde eones y eones de tiempo. Bendiciones y muchos recuerdos.

      Reply
  • July 9, 2019 at 12:59 pm
    Permalink

    Muy buen articulo, definitivamente somos dueños de nuestro propio destino.

    Reply
    • July 9, 2019 at 9:56 pm
      Permalink

      Gracias amada hija por tu valiosa opinión. No olvides nunca, en esta corta pasantía terrenal, que la conquista del Yo consiste en recobrar el PODER. No hay que buscar ningún atajo para llegar de nuevo al destino del que partistes desde tiempos ha… Porque a pesar de que ahora nos encontremos en esta pesada densidad terrenal (es como estar en el charco…), con un cuerpo y una mente sujeta a la limitaciones de este mundo tridimensional, eso, no es óbice, para no recobrar de nuevo los poderes y el potencial per sé de un Dios con pensamientos y mente ilimitada. ¡SOMOS DIOS! Y no es que no lo hayamos sido y eso se dió por perdido, no. Por el contrario, siempre, siempre hemos sido ESO, lo somos en el Aquí y el AHORA y lo seremos Siempre; pues, esa es nuestra naturaleza y connatural esencia divina. Dioses con el mismo potencial y los mismo poderes del Creador; sin principio ni fin; hasta la eternidad.

      Reply
  • July 21, 2019 at 4:01 pm
    Permalink

    Good Agapito ! … well done.. en el Chalisa, en la tercera parte… Sai nos explica en el número 28…del porqué de las mentes cerradas… y ya al final… nos recuerda la importancia de la repetición de los nombres de Dios… ( el que hayamos escogido) nos dice: ” el nombre que simplifica las mentes complicadas “… !!! qué belleza !

    Reply
    • July 27, 2019 at 4:20 pm
      Permalink

      Hola saihermana, con el amigo que menciono en el artículo (Zoilo Fuentes) teníamos una peculiar forma de comunicarnos, que consistía en decirnos… <>. Es decir, lo que dábamos a entender es que el mencionado tipo tenía una mente cerrada, equivalente a un ángulo obtuso visto desde afuera hacia adentro; o sea, una mente que se cierra y se cierra hasta llegar a cero… Y visto desde adentro hacia afuera, sucede todo lo contrario, pues, el ángulo se ensancha cada vez más y más… hasta el infinito (mente abierta-expansiva). NOS DECÍAMOS… MAESTRO.. ESO FULANO TIENE MENTE OBTUSA, SÍ MAESTRO… PEROOOO VISTA DE AFUERA HACIA ADENTRO… JEJEJE

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *