El Tiempo del No Tiempo

Estamos, Dilia, Teresa, Eira, Guillermo, Hector, Henry, Emerio…, en el “tiempo del no tiempo”. O sea, estamos en el tiempo de comenzar una Nueva Era y dejar atrás los dogmas, paradigmas y viejos preconceptos, que es lo que nos dice con increíble aserto el calendario Maya. En tal sentido, ¿qué es lo que nos dice con asombrosa precisión el calendario Maya?

Dice el calendario Maya…, “Ya es hora de comunicarnos con Dios para agradecer no para pedir y de verificar, sino para dar gracias porque pensar en la magia del amor ¡funciona!” Estamos en el periodo del NO TIEMPO, y como individuos “tenemos que tomar una decisión que nos afectará a todos”. Si continuamos en este curso negativo de odios, confrontaciones de los unos contra los otros, de destrucción de la Madre naturaleza, de miedo y egoísmo, iremos directo a la destrucción, al caos…

Cambios de esta naturaleza son los que pueden hacer posible la nueva era de luz y amor que anunciaron los mayas en sus profecías sobre el 2012. Cambios en nuestra conducta y en la manera como nos relacionamos con los demás y con Dios, son los bálsamos de luz que pueden hacer posible un cambio en nuestras correspondencias de aprendizaje, un cambio en la realidad que entre todos co-creamos.

El calendario Maya, cuya medida del tiempo es absolutamente precisa y por otra parte asombrosa, nos está diciendo que desde el año 1999, hemos comenzado a vivir en el “no tiempo”; es decir, en el preciso momento en que se cumple un periodo de 5.125 años. Sera en el 2012 cuando lleguemos a un punto de inflexión hacia una era nueva. Cada 25.625 años completamos una rueda evolutiva. En este tiempo recorremos un camino elíptico que nos aleja y luego nos acerca al Centro Cósmico, de donde emana el poder, el programa o la luz del Padre Creador. Y será desde el 2012 cuando nos introduzcamos en el nuevo sendero, que progresiva y lentamente nos acercará a una etapa de esperanza y de progreso para la Humanidad.

Lo que nos revela el espiritista brasileño Xico Xavier con tanta exactitud y acierto (Las Profecías de Xico Xavier 2019), son a todas luces acontecimientos que en un futuro muy cercano estaban en proceso de ocurrir. Y es el caso de que una vez pasada la amarga prueba de los 50 años (1969-2019), en el que se le daba plazo a la humanidad para conseguir la paz sin que nada catastrófico sucediera en ese lapso de tiempo, es de esperar, que a partir de ese crucial tiempo del no tiempo tendríamos a nuestro favor la opción de escalar en conciencia hacia otros estadios de luz, hacia la tan ansiada Nueva Tierra…

Resultado de imagen para xico xavier en cuerpo de luz

¿Ya pasamos la dura prueba de derrotar al ego falso, una vez pasado el tiempo de no tiempo, concedido en hora buena por el Creador, a través de los hermanos mayores? Será que se avizora en ese tiempo del no tiempo, una nueva conciencia planetaria en el que la cultura de la guerra, las enfermedades, los sufrimientos, la contaminación y el caos medio ambiental, se difuminarían paulatinamente en ese tiempo del no tiempo (¿?); misma que nos haría ver y aceptar la verdadera realidad de lo que en esencia somos: Uno con Dios y con la Madre Tierra, y Uno con el Todo en el Todo…   

Hoy, 13 de enero 2020, vemos que aún nos encontramos dentro del momentum de inercia del aludido tiempo maya del no tiempo, por cuanto lo que está sucediendo actualmente entre Irán y los EEUU, en el Medio Oriente, son vientos de guerra nada halagüeños que desdicen mucho de una paz en ciernes. Es decir, con esto quiero subrayar que todavía los vientos de la concordia y pacificación entre naciones, no se ha asentado bien bajo nuestros pies, pues, los líderes mundiales de las potencias más desarrolladas siguen pisando en falso sobre las arenas movedizas de la soberbia y el ego alterado, y aún no se observa que quieran pisar el suelo firme de la Paz y la No Violencia. No hay dudas, de que el desenfrenado egocentrismo sigue haciendo de las suyas en este planeta; en el que la soberbia, prepotencia, arrogancia, intolerancia y el ego alterado siguen teniendo un nicho de poder bien importante. Se hace necesario armonizar y equilibrar las fuerzas de la luz y la oscuridad, porque actualmente hay un desbalance negativo a favor de las fuerzas de la oscuridad.

Creo que es mejor platicar por la paz que tratar de medir fuerzas. En tal sentido, se busca que los países aliados de los bandos en conflicto dialoguen y le busquen la mejor salida a esta complicada situación del Medio Oriente, porque sin más ni más puede ser la llama o el caldo de cultivo para que estalle una guerra o un holocausto nuclear, que todos sabemos cómo comienza pero nadie sabe cómo termina.

Las oportunas y sabias palabras de Jesús, recogidas en el libro “Vida y Enseñanzas de los Maestro del Lejano Oriente” (1894-1897), de Baird Spalding, fueron dichas por Él desde las gélidas cumbres Himalayas, y se refieren a la búsqueda de la ansiada Paz terrenal y no al fomento de la guerra o conflictos bélicos… “Paz, Paz, la bendita Paz de Dios os rodea. Vosotros podéis solamente dañar lo mortal, pero no podéis destruir lo que pertenece a Dios, y vosotros todos sois Sus propios hijos. Nunca podréis dañaros ni destruiros los unos a los otros”; y siguió diciendo… “Detrás de cada nube de tormenta de guerra, los hombres encontrarían a Dios, si quisieran ver. Ellos encontrarán que Dios no creó las nubes de la tormenta de guerra, sino que las creó el hombre y, si quisiesen ver más allá, encontrarían siempre la mano de Dios elevada en son de paz. La guerra no es enviada u ordenada por Dios; cuando los hombres guerrean contra otros hombres están fuera de los dominios de Dios. Ellos están inmersos en el reino creado por los hombres donde Dios no puede “interferir de ningún modo”, y se ven obligados a seguir este camino hasta que descubren el error y la falacia de esta contienda. Si uno es suficientemente fuerte para entender el poder de Dios, conoce su habilidad para cooperar con ese poder y coopera con él, y puede parar una guerra instantáneamente, si así lo dispone y desea…” (fin de la cita)

Muchos se preguntarán, por qué, con tanta presencia en la Tierra de tantos seres de elevada conciencia y tantos sabios y hermanos mayores, es decir, elevados seres con tanta pureza de pensamiento, palabra y acción, y tanto poder celestial, que inundan el planeta desde toda su geografía, ¿cómo es eso de que no se dediquen a trabajar en favor de cambiar el mundo hacia un mundo de paz, amor y plena armonía?

La respuesta a esos inquietantes dilemas es que los problemas de los humanos deben ser resuelto por los humanos, sin interferencia ni intromisión de ninguna entidad de luz, pues, a estas elevadas entidades se les permite cooperar, más no inmiscuirse, y deben mantenerse ajenas al connatural proceso evolutivo que se debe resolver, por, y entre, los seres humanos. Y con esto quiero decir que esas elevadas conciencias (hermanos mayores) acatan y son respetuosas de lo que por derecho divino reposa en los seres humanos: el “libre albedrío”.

En tal sentido, debe respetarse y no quebrantar ese ingénito poder inherente en los seres humanos (libre albedrío), otorgado por el Divino Mandamiento del Creador, en el justo instante en que su cuerpo de luz fue concebido, por el Padre, a Su misma imagen y semejanza, en el Vacío.  

Y otra cosa es que, si no decantamos nuestras falencias, por motu propio, en el tamiz de nuestra propia purificación, de nada serviría que nos ayuden otras elevadas conciencias para salir momentáneamente del atolladero o conflicto existencial en el que nos encontramos, porque mientras no se alcance la pureza de pensamiento, palabra y acción, en nosotros, es factible pensar que se vuelva a caer en el zanjón de las mismas impurezas que recién se dejaron atrás. En otras palabras, Pan para hoy y hambre para mañana.

Si no hay una auténtica purificación en cada entidad que haga vida en este planeta, de nada sirve recibir ayuda externa, porque de lo que se trata la purificación es trabajar en nosotros la limpieza desde adentro hacia afuera; limpiar y purificar lo que venimos arrastrando, cual lastre o karma, desde muchas vidas previas. Ya basta de excusarse y buscar la solución en lo externo, NO, ese no es el camino correcto… La solución de las impurezas y males que se vienen arrastrando, se busca y se resuelven cuando se decida bucear y buscar la cura, a lo interno.   

En cuanto a la búsqueda de esa solución nos infiere Vivekananda…, que de no haber de por medio un ideal elegido que nos haga salir del atolladero existencial en que vivimos, de nada valdrán las invocaciones a maestros o santidades, ni de nada valdrán las oraciones, meditaciones, plegarias, mantras, ritos, penitencias, ejercicios espirituales, etc. Pues, de no haber el “ideal elegido“, esas soluciones de medio término son y seguirán siendo en el tiempo, pañitos de agua tibia; duele decirlo, pero esa es la Verdad. Hay que agarrar el toro por los cachos y decidirse a enmendar, corregir y curar en nosotros, desde lo interno, las falencias que venimos arrastrando y repitiendo sin cesar, una y otra vez. ¡Cuánto lastre Dios mío!

Resultado de imagen para vivekananda: el ideal elegido

¿En qué coinciden Jesús y Vivekananda sobre el “ideal elegido”? En relación al “ideal elegido”, nuevamente nos habla Jesús desde las cumbres y pueblos de los Himalayas… Veamos qué es lo que alega Jesús sobre el “ideal elegido…” “Para manifestar o lograr algo vosotros, así como también toda la humanidad, hace falta un verdadero y motivador pensamiento, enfocado en un punto central absorbente, o ideal, para que llegue a ser el centro motivador. Ninguna cosa se crea o manifiesta hasta que el hombre expresa primero el ideal”.

“Hubo un tiempo en que el hombre era plenamente consciente que él era ese móvil central y vivía totalmente consciente de su herencia y dominio. Él vivía conscientemente en una condición que vosotros designáis cielo. Todos, excepto unos pocos, han perdido ese don divino, y hoy, la gran mayoría es absolutamente inconsciente de esta cualidad divina, que es la herencia verdadera de la humanidad”.

“Lo que el hombre hizo una vez lo puede hacer de nuevo. Este es el principio que hay detrás del haz de vidas y manifestaciones que veis todos alrededor de vosotros, e incluye vuestras propias vidas, conjuntamente con la de cuanta cosa existe, ya que toda cosa existente tiene vida”.

“Antes de que pase mucho tiempo la ciencia os proporcionará amplios motivos para afirmar que las cosas no son materiales, ya que la ciencia pronto verá que todas las cosas pueden ser reducidas a un elemento primario conteniendo innumerables partículas universalmente distribuidas, respondiendo a influencias vibratorias, y todas en perfecto y absoluto equilibrio o balance”.

“Es después, sobre el terreno matemático, tan sólo, donde toma un definido impulso, una acción inicial, para conjuntar las infinitas partículas de esta toda penetrante sustancia universal y natural, con objeto de darle forma y llegar a ser objetos selectivos” … (fin de la cita…, tomado de los libros “Vida y Enseñanzas de los Maestros del Lejano Oriente”).

Hay que buscar, evaluar y concientizar en nosotros de qué es de lo que adolecemos y qué es lo que se debe hacer para avanzar hacia un entendimiento mayor de conocimiento y sabiduría. Los ciclos de una Nueva Era que aducen y que hablan insistentemente muchos grupos o individualidades a través de videos, TV, radio, blogs, internet, etc., no tienen otro fin que el de seguir captando la conciencia de muchas personas con la intención de hacerse más conocidos en las redes sociales, en los mass medias, o en otros servicios mediáticos y radio electrónicos. Caemos sin saber en las mismas trampas y seguimos repitiendo, como loros, los mismos libretos de tantísimos nacimientos previos; le damos alimento espiritual a otros y no nos lo damos a nosotros mismos. Y eso no es más que caer y filosofar nuevamente en la misma y repetitiva rueda de nacer, envejecer y morir; misma que fue dicha hace más de 3.600 años, por Buda el Iluminado.

¿Qué se debería hacer para dejar atrás y enterrar, de una vez y por todas, a los viejos paradigmas, dogmas y falsos preconceptos? En mi “opinión personal”, aconsejo lo siguiente…  

El emprendimiento de dejar atrás el ciclo de lo viejo y obsoleto, lo decide cada quién por su propia cuenta, y dejarlo atrás es la conveniencia y decisión de cada quien. Y, lo otro, el ciclo de lo nuevo y esperanzador es la elección y aspiración de cada quien si así lo decide su ideal elegido. Y si en verdad se desea y se quiere salir de la prisión de las falsas ilusiones en la que ha estado encarcelado por muchos, muchos nacimientos previos, esa será, en definitiva, su acertada elección. Es una decisión o salto de conciencia que se debe decidir en solitario. Es un trabajo interno de conciencia que no es más que sincerarse con el Yo interior; y que consiste, entre otras cosas, en dejar atrás el falso ego. ¿Por qué? Por la sencilla razón, de que es al Padre a quién nos debemos como un derecho natural principista o razón de ser y existir, dado que de lo que se trata es de obedecer la Ley de la Luz y de estar conteste con lo que por herencia Somos, a Su imagen y semejanza.

Resultado de imagen para el cristo cosmico

Los miedos, dogmas y falsos preconceptos han prevalecido en nuestras vidas por muchos eones, y en nosotros está que decidamos, o que sigamos o no sigamos, dependiendo de esos desatinos filosóficos. Tenemos la majestad y la libertad en nuestro sagrado fuero corporal (físico, mental, emocional, espiritual y etérico) de decidir por nosotros mismos qué es lo que nos conviene o qué es lo que no nos conviene. El libre albedrío nos hace ser soberanos y libres; y, por ende, elegir en libertad lo que más nos convenga; fin que no tiene otra opción y certeza que el de buscar, por nosotros mismos, el crecimiento y beneficio de nuestra evolución de conciencia

Jesús El Cristo en una de sus tantas visitas, en su cuerpo de luz, que les hace a muchos pobladores de pequeños pueblos de las escarpadas montañas de los Himalayas, nos dice sabiamente lo siguiente… (Tomado de los libros “Vida y Enseñanzas de los Maestros del Lejano Oriente”, 1894-1897)

“El espíritu es el poder primario, vibrante y original; y vosotros podéis entrar en el espíritu y usar su poder mediante la simple aceptación de saber que existe; después debe permitírsele que se exteriorice, y la plenitud del espíritu está a vuestra disposición. Para vosotros el espíritu llega a ser un siempre potente manantial de vida perpetua y original, justo dentro de vosotros mismos”.

“Esto no necesita largos años de estudio, ni necesita pasar entrenamientos, o sufrimientos, ni privaciones. Sabed y aceptad que esta vibración existe. Después dejadla fluir a través de vosotros”. “Vosotros sois uno con la Gran Creativa Sustancia Mental; de este modo sabéis que todas las cosas existen. Si vosotros vierais tan sólo que el Principio Divino, el Gran Principio, el Buen Principio, el Principio Divino es lo único existente -que él llena todo el espacio, y es todo-, y después vierais que sois ese principio; y, según os manifestáis en vuestro Dominio Crístico y exteriorizáis este principio, vosotros, por vuestro mismo pensamiento, palabra y obra, daríais a este principio gran actividad.

De este modo, un ser humano más, encuentra su dominio, y usa ese poder Divino, y lo exterioriza. Y según exterioriza este poder, más fluye a él mismo. Cuando más lo da, más afluirá a él para dar, y veréis que no podrá vaciar la fuente”. “Esto no significa retirarse a un lugar cerrado y ocultarse uno mismo. Esto es para ser conseguido en calma, justo aquí donde estáis, incluso en eso que llamáis torbellino de los negocios, o en medio de las duras circunstancias. Entonces la vida cesa de ser un torbellino; volviéndose apacible, contemplativa, irresistible”. (Fin de la cita)

Pregunto: ¿Quieres seguir seducido por la misma filosofía religiosa o espiritual de Aquellos Maestros que, sin demeritarlos, ni antes, ni ahora, ni después, creo pertinente decir que, en el ahora, no representan ellos las muletas más apropiadas para decidir en ti el camino más conveniente para dar el salto a tu propia elevación de conciencia? No, amadas entidades, esos elevados Maestros y tantos sabios de elevada estatura espiritual, te vienen abriendo el camino y ayudando siempre, desde tiempos ha…, y te han dado las herramientas espirituales necesarias para que tú, te valgas por ti mismo, y busques el camino correcto hacia la luz que ya ellos recorrieron y encontraron. Ellos no quieren que tú los sigas venerando como ídolos, imágenes o retratos, No. Y no pretendas buscar en ellos que te agarren del brazo y te lleven hasta esos planos de luz, y allí te sanen de suerte y porrazo de todos los males y karmas que has acumulados, per se, desde tantos nacimientos previos, NO. Esos piadosos seres de luz, esos sabios y maestros, ya te dieron Todo. No pretendas repetir de nuevo, por analogía, lo que aprendiste en primaria y secundaria, No. No te retrotraigas otra vez en lo mismo.

Sobre el particular, nos dice Jesús lo siguiente: “La humanidad está a punto de superar los cuentos de hadas de las anteriores generaciones, y sus creaciones no son ya de ningún provecho a la emergente individualidad y al espiritual discernimiento de la conciencia de la generación que se está aproximando rápidamente. Los engaños, las tradiciones, y las supersticiones se están aproximando a su fin. También le ocurrirá lo mismo a la civilización que estableció todo esto. Los viejos ídolos son suficientemente buenos para las conciencias infantiles que han llegado a un callejón sin salida. Sus ilusiones han provocado su fracaso, porque han probado ser solamente cuentos de hadas tejidos por un estado mayor de sacerdotes y preceptores para sumergir en falsos sueños los llorosos infantes de una raza en evolución”. (Cita de los libros “Vida y Enseñanzas de los Maestros del Lejano Oriente”, 1894-1897)

No sigamos intentando buscar a Dios allá a lo lejos, pues, ese distante Dios lo tenemos nosotros, por el contrario, a tan solo una distancia no más lejos que nuestro aliento, más próximo y cercano que las manos y los pies; todo eso es percibido en nosotros cuando se tiene la entera acción del pensamiento centrado en Dios.

Ese Dios omnipotente, omnisciente, omnipresente…, está allí, en ti, en una inseparable unión conyugal con el Señor Dios de tu Ser. No hay forma de divorciarse de esa ingénita unión conyugal. Es el Ship del Creador haciendo vida terrenal en vuestro cuerpo. En tanto que lo externo o corporal, es lo irreal, lo ilusorio, lo superfluo y evanescente.  

Escuchemos el mensaje de un Muni (sabio hindú 1894-1897) del Templo de Hastinapur (India) … Dondequiera que un pueblo o nación piensa en Dios como el Absoluto, ese pueblo o nación es Dios, porque Dios se está establecido en medio de ellos. Cuando ellos aman, adoran, y reverencian ese ideal, ellos llegan a ser Dios. Dondequiera que un individuo piensa en Dios, él es Dios. Dios está establecido en él. Cuando se alienta vida en la humanidad, significa lo mismo, Dios. En esta mayor comprensión de la revelación cósmica, los hombres encuentran que Dios es el mismo Dios que existía antes de que la conciencia humana comenzase a manifestarse; el mismo ayer, hoy y por siempre. (fin de la cita… “Vida y Enseñanzas de los Maestros del Lejano Oriente”)  

En muchos de los mensajes y artículos que he publicado he insistido y seguiré insistiendo en lo que otras elevadas conciencias me han hecho saber: Tú eres quien dicta la ley; Tú eres tu propio Juez y tu propio legislador; Tú eres el dueño de tu destino; Tú eres el capitán de tu alma. Todo ese axioma envuelve por si solo la Majestad de Dios, El Creador. Delegada esta esencia de luz, por derecho divino, en la Majestad de cada entidad que surgió de Su mismo Principio Divino; misma que surgió en el Vacío cuando Él decidió hacer un clon de Sí Mismo, sin importar creencias, dogmas, credos, color de piel, razas, pobre-rico, bueno-malo, positivo-negativo, etc. ¡Somos, igual que Él y, por consiguiente, también, el Uno Sin Segundo!  

Quiero dejarles, a título personal, unas máximas (axiomas) y afirmaciones espirituales, para que las internalicen, porque a mi entender pienso que son muy apropiadas y no dejan de ser importantes en estos acelerados tiempos de tantos retos y definiciones espirituales…

Afirmaciones:

  • No debo dejarme llevar por creencias equivocadas o por entidades que seguir o adorar, porque por ese camino nunca veré ni conoceré la Gloria de Dios….  
  • Debo amarme a mi mismo más que a cualquier otra persona, porque eso me dará el amor y la constancia para abrazar a la totalidad de la humanidad.
  • Debo tener enfoque en lo que se espera, más que en lo que se ve.
  • La conquista del Yo consiste en “recobrar” el poder.
  • Amo al Padre inmensamente, porque el Padre y yo somos Uno.
  • ¡Yo soy Dios! ¡El Padre y Yo somos Uno!

Axiomas, Preguntas y Respuestas:

  • Somos en esencia lo mismo de lo que El Creador ES. Por consiguiente, no hay ninguna diferencia entre lo que Él ES y lo que nosotros Somos.
  • ¿Tenemos los mismos poderes de Dios tal como lo tienen Jesús, Buda, Baba, Ramtha, Thoth y tantos otros Maestros?; ¡Sí los tenemos!
  • ¿Cuál es la diferencia entre lo que el Padre ES y lo que nosotros Somos?; ¡Ninguna!
  • ¿Cuál es el miedo que no nos hace dar el paso necesario para hacer valer en nosotros la concienciación de Dios? No damos el paso porque dudamos y aún pensamos que, en realidad, no Somos Dios…
  • Piensas que, para tener de nuevo, hoy, la personalidad y esencia divina de Dios en ti, es necesario orar y orar, rezar y rezar, o mantralizar y mantralizar…, NO. Tu esencia divina es incólume, y no tiene desgaste o pérdida alguna de lo que en esencia ES. Eres un ser de Luz desde que naciste, lo eres hoy, lo serás mañana y lo serás siempre; Eres y serás siempre del mismo Principio Divino de lo que Dios ES. Eso no cambia ni está sujeto a ninguna variable de masa, tiempo o espacio; esa cualidad divina pertenece al infinito conocido o desconocido, y es Eterna y Sin Principio ni Fin.
  • ¿Has pensado que para recuperar el poder de Dios tienes que pasar por forzosas penitencias, yantras, tantras, mantras y tantos otros ejercicios espirituales para hacer que se recupere y de nuevo brille en ti, el poder de Dios? No, No, No… Ya se te ha hecho ver que el poder de Dios es inmanente a tu naturaleza de Luz, y no se pierde ni nunca se ha perdido; empero, ese Principio Divino ha estado y estará allí hasta el siempre jamás. No tiene principio ni fin, es Eterno. Solo ha habido, de nuestra parte, un distanciamiento de ese Poder Divino debido a errores cometidos por nosotros en muchos ciclos y eras. Pero, el Principio Divino estuvo, está y siempre estará, allí, a la espera de que se corrijan los desaciertos humanos y se recobre la magnificencia y Majestad de Dios, de la que somos acreedores por derecho divino. ¡Ojo! No se trata de “alcanzar”, No, No. ¡La conquista del Yo consiste en recobrar el Poder! Repito…, el Poder de Dios en cada ser viviente es Inmanente, Eterno y sin Principio ni Fin.   

Para dejar por finalizado este mensaje de amor voy a citar unos extractos de luz del Maestro Jesús, El Cristo, quien desde esos pueblitos situados en las cumbres montañosas de los Himalayas nos hace saber que Él, después de 2.000 años en que estuvo aquí en su cuerpo físico, está de nuevo aquí en su Cuerpo de Luz, ayudando a que la humanidad despierte y eleve su conciencia nuevamente, hasta alcanzar los mismos lugares de Luz de la cual emergió y partió desde tiempos ha… (Fragmentos extraídos de los libros “Vida y Enseñanzas de los Maestros del Lejano Oriente, Baird Spalding, 1894-1897)   

Habla Jesús:

“Dios nuestro Padre es pura emanación de luz y de esa vibrante luz se manifiesta todo; en esta vibración todos están juntos en Dios. En estas vibrantes emanaciones de luz toda conciencia material es borrada y vemos creaciones proyectadas en la forma, todas las cosas renovadas cada instante. En el cosmos original, en la sustancia de Dios o etérea, existen todas las cosas y, a causa de esta existencia, las vibraciones son tan altas que nadie las percibe, a menos que se sea elevado en espíritu, como lo somos nosotros, es necesario elevar las vibraciones del cuerpo a las vibraciones del espíritu”.

“Cuando las vibraciones del cuerpo son espirituales, se puede discernir el proceso continuo de la creación. Este es causado por irradiación de las vibraciones de la luz cósmica engendrada en el gran Cosmos. Esta irradiación es la vida universal, o energía luminosa, que sirve de soporte a todo lo que se llama Padre de las irradiaciones o vibraciones. La vida universal merece su nombre, ya que su irradiación prima sobre todas las demás. En realidad, no hace más que descartar a las demás, para permitir a las formas nuevas ocupar su lugar”. “Cuando nuestro cuerpo vibra al unísono con las vibraciones del Espíritu, somos vibraciones de luz, la mayor de todas las vibraciones, el Dios Padre de todas las vibraciones”.

Tened presente que Jesús, el hombre, ha devenido el Cristo, manifestando la luz que es la pura vida, o Dios”. “Dios mi Padre, el Divino Principio fluyendo a través de mí, es todo; y todo lo que Dios ES, I AM (Yo Soy), yo soy el Cristo de Dios, Dios-hombre”.

“Todo lo que Dios mi Padre ES, es para ser usado por Dios hombre; por esto I AM (Yo Soy) titulado para usar toda sustancia. De hecho, Dios mi Padre suministra toda la sustancia a Dios hombre en cantidad ilimitada”.

Dios Principio es mi Padre; I AM (Yo Soy) el Cristo de Dios; ambos, en total y completa unión. Todo lo que tiene Dios, lo tiene el Cristo de Dios”.

“Tomemos a consideración la palabra Dios. ¿Por qué tiene esta palabra tanto poder? Es a causa de las vibraciones emitidas cuando es pronunciada. Son las vibraciones supremas, las más eficaces. Son el Cosmos. Se introducen por el rayo cósmico y establecen el campo de radiación más elevado, que incluye todo, penetra todo, y gobierna toda masa. Estas vibraciones rigen toda energía y forman el vehículo de la luz y vida. La inteligencia que las dirige es lo que nosotros llamamos Dios. La inteligencia penetra en todo por su radiación, que aporta luz y vida. Cuando el hombre acepta esas vibraciones con sus efectos, las incorpora. Su cuerpo responde inmediatamente a las vibraciones luminosas e irradia luz. Es entonces la vibración de Dios. Es invisible a aquellos que funcionan en un campo vibratorio inferior. Esa es la razón por la cual la palabra de Dios es tan poderosa”.

“Es gracias a esta palabra DIOS que vuestra Biblia debe su influencia y longevidad. Pensad en el número de veces que la palabra ha sido escrita y pronunciada. Ved las diferentes líneas de radiación de luz y, por tanto, la vida y energía que emanan de cada palabra tanto escrita como hablada. Cada palabra porta sus vibraciones a la propia alma de todo el que habla, oye, o ve la palabra DIOS; y cuando el alma responde a esa vibración, el libro del cual salen las radiaciones es elevado y exaltado del mismo modo que lo es el alma por las vibraciones. De este modo, el libro recibe entonces vida, poder e inmortalidad. Es en realidad la palabra DIOS la que logra esto. Se puede entonces decir que ese libro es la palabra de Dios, en el sentido espiritual y no en el sentido literal de la palabra”.

José Agapito Ramírez Montes

Consultas: “Vida y Enseñanzas de los Maestros del Lejano Oriente I, II, III.”, Baird T. Spalding.      

Las Profecías de Xico Xavier 2019

Santiago de Chile, 13/01/2020

VibraCosmos

Soy un profesional de la ingeniería eléctrica con años de experiencia en la profesión, pero desde hace 23 años me dedico a escribir artículos sobre tópicos de índole espiritual, etérico, dimensional y cósmico. Mis artículos no están circunscritos a lo que está determinado en esta tercera dimensión (polaridad, dualidad, positivo-negativo, etc), sino que va más allá de lo tridimensional y trasciende en mucho lo que tenga que ver con la cuarta, quinta, sexta y séptima dimensión. Me considero un investigador nato de lo desconocido. Eso, sí, siempre apegado a la "verdad".

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *