LA “OPERACIÓN GEDEÓN” (O.G.): UNA APROXIMACIÓN A SU VERDADERA NATURALEZA!

(Por: Emerio Dario Matos Méndez)

Para realizar esta aproximación bastan los elementos que ya están expuestos a la vista del mundo entero y que son suficientes para realizar la caracterización Ideológica de la susodicha Operación.

Estos elementos son:

 a) Su nombre: “Operación Gedeón”;  

 b)  Las camionetas y lanchas artilladas;

c) Las declaraciones, tanto de los terroristas capturados, como las de Jordan Goudreau, J.J. Rendón, Juan Guaidó, etc.

d) El Infame Contrato Guaidó- Silvercorp-USA., divulgado por el Washington Post.

Ellos muestran, sin lugar a dudas, que la O.G. no era una simple incursión marítima (tipo Machurucutu), sino que, su verdadera naturaleza, consistía en la Invasión marítima más importante ideada por los EEUU, después de la Invasión de Normandía.

Aquella la ejecutaron felizmente, gracias a que casi TODO el ejército Nazi, estaba tratando de contener el avance incontenible del Ejército Ruso hacia Berlín. Y, esta otra, la “Normandía del Caribe” (¿recuerdan a Trump anunciando su guerra del Caribe?), que por ahora les resultó frustrada; misma que dependía de la Toma del Aeropuerto de Maiquetía…”para hacer entrar los aviones que venían”: Luke Denman, el mercenario gringo. Y, les resulta frustrada, porque los Cuerpos de Inteligencia venezolanos se anticiparon al intento de desembarco.

La acción militar de avistamiento, ataque, rechazo y captura de los mercenarios en el mar Caribe, con proyección hacia las costas venezolanas de Chuao, anularon y le desbarataron a Trump su versión del “DIA D”, en las costas venezolanas.

Así que, sus aviones F22, destructores, porta aviones, submarinos, rotativas, cámaras e imágenes de TV con las que mostraría Trump al mundo su Normandía Caribeña, como “acción de ayuda humanitaria antinarcóticos, respondiendo a la solicitud de “auxilio” del “legítimo gobierno de Guaidó”, establecido en el Aeropuerto de Maiquetía, tuvo que devolverlos (reculó) a sus puertos de origen, y ¡ordenaron apagar las cámaras de TV! Un “calco o símil mediático” de lo que ocurrió con las Torres Gemelas en N.Y.

Por otra parte, al conocer la fulminante acción de aniquilamiento y captura que el ejército venezolano ejecutó en Macuto…, la incursión mercenaria (¿o sería del ejército colombiano?), que se introdujo por el Orinoco gracias al apoyo del presidente Iván Duque, quien proporcionó las lanchas artilladas y su logística de guerra, aborta su misión en el Sur y opta por abandonar las lanchas rápidas poderosamente artilladas.

Lo tienen que hacer, porque ya les resultaba imposible regresar a Colombia por el Orinoco, sin ser descubiertos y exponerse a sufrir la misma suerte del Pantera y su grupo de mercenarios.

¿Por qué decimos estas cosas que parecieran exageradas, incluso para algunos camaradas que, confundidos en sus análisis geopolíticos y geoestratégicos, ya descartaban, ciento por ciento, la intervención militar norteamericana?

Porque el análisis de la Operación, el Contrato con Silvercorp, y el tipo de unidades artilladas, demuestran que la naturaleza de la “Operación Gedeón”, está más allá del carácter y la categoría expansionista -propia del concepto Imperialismo-, y que obedece a otra naturaleza.  A otras categorías de guerra, diferentes, nuevas, y propias del nuevo paradigma de dominación que viene siendo impuesto al mundo desde 1991.  Poder que es ejercido realmente por una pequeña Élite de personas, una Corporación, una Sociedad Secreta, un Gobierno Oculto que ejerce el Poder tras la apariencia o el disfraz, ya sea de un Gobierno ” legal”, una nación y hasta de un Imperio.  Algunos lo llaman Gobierno o Estado Profundo; otros preferimos darle el nombre que en Sociología Política le corresponde: SINARQUÍA*.

*Sinarquía: es el sistema político en el que el poder es ejercido por una élite o corporación. Según el diccionario de la RAE, puede tener dos acepciones: 1 Gobierno constituido por varios príncipes, cada uno de los cuales administra una parte del Estado; 2)) Influencia, generalmente decisiva, de un grupo de empresas comerciales o de personas poderosas en los asuntos políticos y económicos de un país. Wikipedia

Fue necesario que los venezolanos y el mundo entero, pasará por el episodio de esta Invasión frustrada para que se pusiera en evidencia la necesidad de abordar el problema teórico respecto a la Caracterización del modelo de dominación vigente. ¿Imperialismo o Sinarquía?  ¡¡Dos naturalezas bien diferentes!!

Nosotros creemos que, seguir envueltos ideológicamente en las categorías del concepto Imperialismo, no sólo constituye un grave error teórico- ideológico, sino un peligro muy grave para el futuro de la revolución Bolivariana.  Porque desde tales categorías ya no es posible explicar, ni comprender el mundo de finales del siglo XX y los nuevos años del siglo XXI.  Desde esta perspectiva el 2020 nos exige, de manera perentoria, desentrañar ¿cuál es?, y ¿qué es?, la naturaleza real del enemigo a vencer y que se manifestó con la llamada “Operación Gedeón”. ¡Nosotros lo estamos intentando!

¿Por qué el nombre de Operación Gedeón?

Cuando se estudian las operaciones militares es muy importante desentrañar o analizar el nombre con que sus estrategas decidieron bautizarla. La mayoría de las veces el nombre revela la naturaleza o el propósito de la Operación, y/o los aspectos esenciales de Orden Estratégico, de orden Táctico u Operacional.

Siendo así, analicemos por qué el Estado Profundo (La Sinarquía, a mi juicio) decidió bautizarla con el nombre de Operación Gedeón.

Gedeón, es el guerrero de Jehová.  Se le atribuyen varios significados a tal nombre: “El Poderoso”. “El Destructor “. “El que Humilla”… A Gedeón se le ubica por allá en los años de 1.140 a.C.

Jehová elige a Gedeón como el guerrero que necesita para suspenderle el castigo, que él, Jehová, le había impuesto al pueblo de Israel… “por haberse portado mal ante sus ojos”. Después de haberlo sometido a una implacable hambruna de siete años, Jehová, decide escuchar los lamentos y dolores de muerte de los israelitas y suspenderles el dominio -por él impuesto- del ejército Medianita, que durante esos años cercó y atacó a los israelitas para robarle sus cosechas de trigo, y demás frutos de la tierra; así como las ovejas, lanas y todo tipo de ganadería; es decir, dejarlos sin alimentos…

Jehová instruye a Gedeón las normas que debería seguir y luego, le ordena organizar y preparar al pueblo israelí para atacar al ejército Medianita, derrotarlos y así liberarlos de su castigo. Gedeón organiza un ejército de 32.000 hombres, pero Jehová decide reducirlo. Le ordena someterlo a varias “pruebas para descartar a aquellos que no estuvieran aptos para la guerra”.  Realizadas las pruebas, sólo 300 hombres son escogidos por Jehová y Gedeón… “por haberse mostrado vigilantes y atentos durante las pruebas”. ¿Son estos 300 hombres los entrenados por Goudreau en Colombia? Le ordena dividirlos en 3 escuadrones y armarlos con “trompetas, cántaros vacíos y una antorcha encendida”. Los 300 hombres rodean el campamento del ejército medianita. Amparados en la oscuridad, y a la hora de medianoche, todos, al unísono, tocan sus trompetas al mundo, estallan los cántaros contra el suelo y elevan las 300 antorchas encendidas a lo alto.

Todos los 300 soldados israelitas se mantienen inmóviles rodeando el campamento medianito.

Las soldados medianitas se despiertan con el alboroto de las trompetas, los gritos, los estallidos de los cántaros y las antorchas rodeando todo su campamento. Viéndose rodeados se espantan, echan a correr dando gritos, y huyen despavoridos.  De esa forma Gedeón y los israelitas triunfan ” humillando al enemigo”.

Jehová ordena a Gedeón perseguirlos en su desbandada; Gedeón envía emisarios mensajeros a todas partes para perseguirlos. Dos Príncipes Medianitas (Oreb y Zeeb) son capturados y… “trajeron sus cabezas a Gedeón al otro lado del Jordán” (Oreb=Maduro y Zeeb=Diosdado, llevados a la Florida)…

Al trasladar aquellos hechos (1140 años a.C.) a la realidad del siglo XXI entendemos por qué los estrategas del Pentágono y el gobierno sinárquico escogieron, precisamente, ese nombre.

Veamos:

1) Venezuela, el pueblo venezolano, se “porto” muy, muy mal… “ante los ojos de Jehová” (creó un líder de la dimensión de Hugo Chávez; revivió el pensamiento y legado doctrinario de El Libertador Simón Bolívar; creó el proceso Constituyente y Plenipotenciario más importante de todo el siglo XX; creó la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; fundó la Democracia participativa y protagónica… y para el colmo mayor, se declara Armado, Anti imperialista y Socialista.!!

Frente a los ojos de ese Poder Mundial Sinárquico, tal atrevimiento no puede ser aceptado por Dios, porque “quebranta el orden divino establecido para los hombres desde la creación”. Y su desobediencia debe ser castigada por “El Poderoso”, por “El Destructor”, de Jehová, hasta su exterminio.

 2)  El cerco internacional, el acoso, el robo de nuestros activos y el propósito de someternos a una carencia alimentaria absoluta, no obedece – desde esta perspectiva sinárquica, a una “política imperialista”, sino que responde a un mandato de Dios, ejecutado por el Gobierno Profundo (Poder Mundial Sinárquico).

3) El Gobierno Profundo decide, no utilizar un ejército propio para eliminar al pueblo bolivariano, sino 300 hombres “aptos para la guerra”, sometidos a pruebas (entrenados en Colombia), escogidos por haber demostrado ser “vigilantes” (en realidad: Desertores, Vende Patrias, y Mercenarios).  

4) El Poder Mundial Sinárquico, oculto tras de Trump, esperaba que, al sonar las Trompetas, las explosiones y verse rodeados, emulando el desembarco de Normandía en las costas venezolanas, filmado y difundido a 7mil millones de habitantes en los noticieros de la mañana del día 3 de mayo, el ejército venezolano (como el Medianita) saldría huyendo despavorido…, y dos cabezas le serían entregadas al Gobierno Oculto. Obviamente, las cabezas del Presidente Maduro y la de Diosdado, enviadas a la Casa Blanca, ” al otro lado del Jordán”.

5 ¡Las normas que Jehová le pautó a Gedeón para convertirlo en su guerrero, están expresadas HOY en las Cláusulas que Guaidó le firmó a Jordan Goudreau (en realidad el Poder Mundial Sinárquico), donde la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela sería sustituida por las cláusulas del Contrato Gringo que pasaría a regir los destinos del país!

El Contrato instauraba una guerra tercerizada; pretendía la desintegración del país; la desaparición de todo tipo de Soberanía por la ocupación de su espacio aéreo, y sus territorios marítimos y terrestres;  establecía Autoridades Supranacionales gringas en la Jefatura de las FANB (¿alguien puede imaginar a los soldados del ejército de Bolívar, recibiendo órdenes en Inglés?!); se le negaba al pueblo el derecho a la protesta usando fuerza letal y todos sus habitantes serían considerados hostiles; los gringos y sus lacayos, además del poder de matar, lo podían hacer usando capuchas, pasa montañas, carnets y acreditaciones; podrían, además, apropiarse de todo tipo de riquezas naturales, incluyendo patrimonios pertenecientes a particulares: empresas, obras de arte, cuentas bancarias, etc.

¡Todo lo anterior revela que la concepción ideológica del Contrato consistía en la Desintegración total de la República Bolivariana de Venezuela y su anexión a la jurisdicción de las leyes del Estado de La Florida!

¿Pero qué se esconde detrás de ese proyecto futuro (continuado) de anexar Venezuela a La Florida?

En 1817 Simón Bolívar tomó y fundó la República de La Florida después de haber declarado su Independencia de España, con el entusiasmo de sus habitantes, y fueron éstos convocados a un proceso electoral.  Con la nueva República, España perdió su bastión para el comercio marítimo con los países europeos y James Monroe, presidente norteamericano, ve frustrados sus propósitos expansionistas de anexarse la península de La Florida. Ante tal humillación de Bolívar, Monroe acude al Congreso y denuncia que: … “los fundadores de la nueva República son unos bandoleros, aventureros, fugitivos internacionales, piratas y esclavos fugados que (…) no han establecido un Gobierno, sino un Centro de Piratería que propicia el contrabando y la rebelión de los indios Seminolas contra los EE.UU.” (extractos del historiador Jorge Mier Hoffman). Ayer cuando Bolívar éramos eso; hoy somos “terroristas” y “centro del tráfico de drogas”.

Hoy, 203 años después, anexar Venezuela a la jurisdicción de La Florida sólo tiene como propósito vengarse de aquella brillante y osada hazaña militar de Simón Bolívar.

La verdadera naturaleza de la Operación Gedeón, en esencia, fue concebida con el propósito fundamental de perseguir y borrar todo vestigio del pensamiento Bolivariano, de su doctrina, de toda idea, de cada palabra profética del Libertador. ¡Y por ello, la operación Gedeón se propone “humillar” a Simón Bolívar, de tal manera que toda su memoria y su genio libertario sea enterrado y desaparecido de la faz de la tierra y el cosmos, porque ese es el “mandato” y “la voluntad” de Dios!!

Así es como piensa, actúa y ordena, este nuevo modelo de dominación del Poder Mundial Sinárquico … Su enemigo ideológico es Bolívar, por ello su guerra contra la Patria Bolivariana es una guerra a muerte y de exterminio, sin contemplaciones, sin ningún código moral, ni precepto ético, ni “normativas de entes internacionales”, ni potencias emergentes que la frene o la intimide.

Vamos entonces a desenmascarar al enemigo no como Imperialismo, sino como Poder Mundial Sinárquico con nombres y apellidos de personas y rostros de personas. Tal vez así, podamos construir el nuevo modelo civilizatorio que se merece la especie humana regido por un Gobierno que proporcione la mayor suma de Felicidad posible, la mayor suma de Seguridad social y la mayor suma de Estabilidad Política.

Nunca ha sido más propicio el grito de guerra de nuestro pueblo Caribe, para cantárselo a los Yankis:

ANA KARINA ROTE AUNICON PAPAROTE MANTORO OTITO MANTO

¡Sólo nosotros somos hombres! ¡Aquí no hay cobardes! ¡Aquí nadie se rinde! ¡Y esta tierra es nuestra!!

VibraCosmos

Soy un profesional de la ingeniería eléctrica con años de experiencia en la profesión, pero desde hace 23 años me dedico a escribir artículos sobre tópicos de índole espiritual, etérico, dimensional y cósmico. Mis artículos no están circunscritos a lo que está determinado en esta tercera dimensión (polaridad, dualidad, positivo-negativo, etc), sino que va más allá de lo tridimensional y trasciende en mucho lo que tenga que ver con la cuarta, quinta, sexta y séptima dimensión. Me considero un investigador nato de lo desconocido. Eso, sí, siempre apegado a la "verdad".

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *