SOY UNA ENTIDAD DE LUZ

SOY UNA ENTIDAD DE LUZ

El tiempo se nos va en lo banal, lo fatuo y lo evanescente… No alimentamos al Divino Alquimista que mora en nuestro sagrado cuerpo, sino que preferimos darle vida y fuerza al “ego falso” que habita en nosotros.

Ego Falso: El “Ego Falso” es sinónimo de vivir en la ilusión de la dualidad, sentido de separación, polaridad, evanescencia, vanidad, apego, etc.

El “ego falso” es la causa reactiva que hace que el orgullo, la soberbia, la lujuria y los incontrolados deseos, se aniden con mucha fuerza en una mente dominada por la falsa ilusión de este mundo. ¿Como es eso de la falsa ilusión?

Tuvistes que navegar nuevamente en un plano 3D como éste, porque fueron muchos los asuntos inconclusos que dejastes pendientes de tus vidas pasadas; ya que a pesar de la amnesia que se apodera de tu mente al encarnar de nuevo en esta dimensión, es bueno recordar y siempre tener presente, que nada, absolutamente nada, está suelto en este insondable universo. Empero, “No hay plazo que no se venza ni deuda que no se pague”; o mejor dicho, expresarlo en un lenguaje literalmente universal que se conoce como la ley de “causa y efecto” (Ley del Karma). O lo que en la física se enuncia que, ¡a toda fuerza se le opone una igual y en sentido contrario! Valga decir, la Ley Newtoniana de “acción y reacción”.

Construimos con el pasar de los años el mismo castillo que ya fue construido, también, en muchas vidas previas, y ante este reiterado insistir de lo mismo cabe preguntarse lo siguiente: ¿de dónde vengo, qué estoy haciendo en este nacimiento y hacia dónde apunta mi porvenir? Que por analogía es dable compararlo con los 3 estados que rigen en este plano: pasado, presente y futuro…

¿Acaso sabes en conciencia que no viniste de nuevo a este plano para seguir repitiendo el mismo libreto que viviste en tus encarnaciones pasadas? Creo que no estas consciente ni sabes porqué estás aquí de nuevo… ¿Estas plenamente consciente de que no es ese tu verdadero propósito de vida? Seguro que dirías… Pienso que no lo sé en consciencia… Pero por Dios.. ¿cuál es mi verdadero propósito?

Ya fuistes padre, hermano, cónyuge, hijo, médico o ingeniero, filántropo, sacerdote, pobre, hombre compasivo, bondadoso y tantos otros roles que se me escapan; ah, ah.. se me olvidaba agregar que también fuistes mal padre, mal esposo, mal hijo; y fuistes tambien ladrón, asesino, pederasta, estafador, violador, gay, prostituta, etc., etc. ¿Cuantas veces humillastes al prójimo? Cuantas veces humillastes y denigrastes del Creador, tu Padre? ¿Cuántas veces ofendistes a tus padres biológicos, familiares, amigos y relacionados? ¿Cuántas veces humillastes y pateastes a tus mascotas? ¡Incontables veces, verdad!

En otras oportunidades he comentado que nuestras vidas se resumen, por analogía empírica, con el DEBE, HABER y SALDO de una cuenta bancaria. Es decir: el DEBE es lo “Negativo”, el HABER es lo Positivo y el SALDO (posit o neg) resultará de saber quién tiene más peso; ¿es lo positivo o es lo negativo?

Bien, veamos en qué se asemeja este sencillo ejercicio con lo que vivimos en la vida real… Debo aclarar que todos nuestros actos, sean estos positivos, regulares o malos, son de la exclusiva incumbencia de nuestras acciones, ya que en ellas no intervienen 3ras personas, a menos que nosotros le demos directa o indirectamente nuestro consentimiento. Ni mucho menos se puede decir que intervenga la mano de Dios, en tales o cuales asuntos, que solo es de la incumbencia y responsabilidad de los seres humanos. ¡Fue por eso que el Creador te hizo acreedor del “libre albedrío”! Para que decidieras en plena libertad de pensamiento, palabra y acción, tus asuntos terrenales!

En otras palabras, la carga de nuestras malas acciones pesará en conciencia sobre aquel que las comete; y caso similar pasara en conciencia con las regulares o buenas acciones cometidas… De modo que todo se resume en términos matemáticos, de tener siempre en nuestros archivos “Akásicos”, saldos preferentemente “positivos”, ya que de tener en el HABER saldos POSITIVOS, eso nos da en conciencia el empuje y la fuerza necesaria para hacernos acreedores de mayor crecimiento evolutivo; que a la sazón nos dará una mejor oportunidad para alcanzar en esa misma medida, estadios de luz más elevados. De allí se desprende aquel dicho bíblico que afirma: “con la misma vara que mides serás medido”, o aquel que Buda gráfico con tanta certeza espiritual… “como sean tus pensamientos así serán tus acciones”. En lo posible debemos hacer valer los cinco principios que en esencia son inherentes en los seres humanos: “Verdad, Rectitud, Amor, Paz y no Violencia”. Un ejemplo del poder y la fuerza que está inmerso en estos principios, se observó en la via pacífica NO VIOLENTA que utilizó Mahatma Gandhi, para darle la independencia a la India del yugo imperial británico…

Un saldo NEGATIVO que haga crecer el DEBE, significa un atraso en conciencia y un motivo para seguir reencarnando una y otra vez en este mundo tridimensional, y no solo eso…, sino, seguir repitiendo el mismo libreto y los mismos dramas familiares de la Rueda de “nacer, envejecer y morir”, una y otra y otra y otra vez… ¿Tamaño dilema o tamaño castigo?

No nacemos para morir. Nacemos para seguir viviendo! ¿Y qué de la muerte? ¿Porqué morimos?

Has pensado alguna vez, con la seriedad de conciencia que te caracteriza, que no eres lo que se te ha inculcado desde hace muchas eras, que nacistes para morir? ¿Qué de cierto hay en la creencia que desde que nacemos llevamos en la frente el signo de la MUERTE? ¿Es cierta esta falacia genética? En cuanto a este dilema religioso que tanto da que hablar, sin excepción, en todas las religiones, cabe preguntarse lo siguiente: ¿De quien surgió este Falso Dogma? ¿?A quien se le atribuye tamaño dilema? ¿Surgió de la Sapiencia y Eterna Sabiduría del Creador? NO! NO! Esa falsa creencia fue inventada por el “falso ego” del hombre y quedó reseñado así, por alteracion y fines aviesos del hombre; NO POR LA MANO DE DIOS! ¡NO! Dios no tiene nada que ver en esa alteración sagrada, por mano humana, de la VERDAD. DIOS no interviene en los asuntos propios de los seres humanos; pues los asuntos de los seres humanos y dentro de la justa aplicación de su “libre albedrío, deben ser resueltos por los seres humanos”. Todos los problemas que padece actualmente la humanidad y el desequilibrio y la desarmonizacion que se observa en la contaminacion del Medio Ambiente y sobre el malogrado suelo de la Madre Tierra, es debido al mal uso del “libre albedrío” que durante muchas eras han hecho los seres humanos. Se ha acumulados, en este planeta, una masa crítica negativa de tal magnitud, nacida de la soberbia y de los pensamientos, las palabras y acciones negativas, que ahora en estos convulsionado tiempos de crisis evolutiva, es la cosecha que estamos recogiendo. Así como sean tus actos serán tus cosechas… ¿Si siembras vientos qué has de cosechar?

El hombre de hoy no quiere levantar cabeza y vive solo para deleitar al “falso ego”. El egoísmo del hombre fuera de control ha provocado guerras, contaminación ambiental, virus,incendios, pandemias (covid), eliminación del hombre por el hombre; y ha hecho pruebas subterráneas con bombas de uranio de alto poder que no solo contaminan a todo lo creado en la Madre Tierra, sino que han desequilibrado el eje de la tierra, con las devastadoras consecuencias y los movimientos sísmicos que ello lleva consigo. TODO, POR CULPA DEL HOMBRE!

Qué pasa con el hombre y con su sagrada misión en este plano, que pesa sobre sus hombros? ¿En qué hemos fallado? Porqué el hombre se ha distanciados de los preceptos divinos y solo ha tenido cabida para que el egoismo y la falsa ilusión de este mundo se asiente, sin contención alguna, en el subconsciente de los seres humanos?

Los seres de luz seguirán visitando a este planeta en un cuerpo físico, con la expresa misión de corregir los males ocasionados por los seres humanos. En el contexto galáctico la Madre Tierra y más que todo la humanidad (o sus pisatarios) que hace vida en ella, se encuentra rezagada y muy atrasada en lo concerniente a su nivel evolutivo. En esta última década la frecuencia vibratoria del planeta ha dado un salto cuantitativo bastante grande, pues salió del marasmo vibratorio de 7,8 ciclos/segundos en apenas 6 décadas, después de haber permanecido casi en 7,8 ciclos/seg durante más de dos milenios. Es mucho el PRANA DIVINO (ONO ZONE) que esta inundando y se está recibiendo desde las Realidades Superiores, en este planeta; a través del trabajo sin descanso y sin tregua que hacen muchos seres de luz, con el fin de que la humanidad eleve su rata vibratoria y su conciencia se eleve y escale, hasta un nivel de luz de 4ta o 5ta dimension. Ese proceso ya fue iniciado desde hace más de 2 milenios por seres cósmicos de la talla y luz de Thoth El Atlante, Buda, Jesús, Mahoma, y más reciente Ramtha El Iluminado, Sai Baba, y tantos Maestros Ascendidos que trabajan sin cesar desde sus cuerpos sutiles.

Ahora, quiero dejar en el tintero espiritual la siguiente inquietud… ¿Tú, como entidad humana, qué eres? ¿Eres el cuerpo que con el pasar de tiempo caerá en la decrepitud y su consiguiente despojo? ¿O eres una entidad de luz que ocupa un cuerpo de forma temporal? ¿Has pensado que no solo eres lo que te han sembrado las religiones en el subconsciente sino, algo mucho más allá de la falsa ilusión que te han vendido? ¿Te consideras un ser de luz con los mismos poderes y atributos de Aquel que hizo posible tu esencia divina? ¿A quién le temes y por qué no enfrentas el reto y aceptas tu estatus divino? ¡Eres DIOS y no estás consciente de que lo eres!

Has visitado este mundo durante muchas encarnaciones y repites el mismo guión una y otra vez, y no te das por enterado de que eres un prisionero que permanece DORMIDO ante los encantos de la falsa ilusión de este mundo tridimensional… Naces, creces, estudias, te casas, tienes hijos y una familia, y consumes en el calendario de la vida tu juventud, luego envejeces, y solo queda al final de tu aventura la corrupción de tu cuerpo y un despojo que alimentará los crematorios, o una fosa a 2 metros bajo tierra. Triste drama, verdad? Buda, Buda, Buda…, no me canso ni me cansaré de citar la bizarra sentencia de BUDA… Aceptastes pasivamente y sin derecho a pataleo, que tu vida en un cuerpo físico y tantísimas otras vidas que ya dejastes atrás, consistían y siguen consistiendo, en que cada vez que encarnas en este mundo 3D debes acatar el mantra o la Rueda de Buda… “Nacer, Envejecer y Morir”. Y lo peor es que ese ritornelo o dogma se viene repitiendo sin cesar durante cientos de miles de nacimientos, porque vives bajo una matriz de MIEDO y TEMOR que no te hace ver desde tu miopía, de que en realidad eres una entidad de luz en un cuerpo físico, viviendo por decisión propia, una aventura terrenal. Eres DIOS.

Nacistes de una madre que “dio a luz” a una entidad de LUZ; tan sencillo como eso! Das como cierto y como una verdad que nacistes de la luz como hombre y como hombre debes cerrar el capítulo de tu encarnación de hombre, en este día de colegio. NO! NO! NO! Como ser de luz que eres, o como Dios que eres, asumistes encarnar en un cuerpo físico en este mundo regido por 3 dimensiones con el propósito de alcanzar la Supraconciencia que Jesús o Buda alcanzaron. Ellos entendieron que no hay que identificarse con el cuerpo; pues el cuerpo es sinónimo de corrupción y algún dia perecera… Porque lo que nos diferencia de la condición de hombre que ellos fueron, de la nuestra, es que ellos DESPERTARON y se hicieron conscientes de Su divinidad! Y ese Despertar en la Consciencia CRISTICA les hizo ver desde la VERDAD, la verdadera realidad de lo que en esencia Somos. En ellos, a partir de Su Despertar, no hubo más chantajes, miedos, oscuridad o falsos dogmas. ¡Se fundieron en la Luz!

COROLARIO: Vine de la Luz y nací de una madre que me dio a Luz en este mundo 3D. Como entidad de Luz que Soy y viviendo en un cuerpo físico, debo hacer honor a mi condición de Luz de la cual procedo. YO SOY LA LUZ!

José Agapito Ramírez Montes
Caracas, 30 de Agosto 2020

VibraCosmos

Soy un profesional de la ingeniería eléctrica con años de experiencia en la profesión, pero desde hace 23 años me dedico a escribir artículos sobre tópicos de índole espiritual, etérico, dimensional y cósmico. Mis artículos no están circunscritos a lo que está determinado en esta tercera dimensión (polaridad, dualidad, positivo-negativo, etc), sino que va más allá de lo tridimensional y trasciende en mucho lo que tenga que ver con la cuarta, quinta, sexta y séptima dimensión. Me considero un investigador nato de lo desconocido. Eso, sí, siempre apegado a la "verdad".

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *