¡YO SOY EL DUEÑO DE MI PROPIA REALIDAD!

Por: José Agapito Ramírez Montes

Yo nací en un pueblito llamado Cabruta al sur del estado Guárico (municipio Las Mercedes del Llano) ubicado en las riberas del Río Padre, El Orinoco. Cuando afirmo que solo existe nuestra propia realidad me refiero a que en muchos pueblos de la provincia y más que todo en aquellos días de la década de los años 50′, solía disfrutar de las vacaciones escolares en plena temporada de invierno, en mi querido pueblo.

Cabruta - Wikipedia, la enciclopedia libre
Cabruta, municipio Las Mercedes del Llano, Guárico.

El caso es que en Cabruta se vivían unas largas noches a oscuras, debido a desperfectos de la planta eléctrica que le daba electricidad al pueblo, y en esas noches a oscuras se contaban todo tipo de cuentos y leyendas sobre muertos, aparecidos, sayonas y fantasmas. Es decir, a ese tipo de vivencias o falsas realidades se le suele etiquetar como realidades muy alejadas de lo real y verdadero…

Bien, lo que ahora voy a relatar se refiere a lo que mi padre me inculcó desde que era niño. El solía decir que el diablo no existe que eso eran cuentos de camino, que a quien había que temerle era a los seres vivos que se aparecían por allí haciéndole ver a la gente, que en tal o cual sitio, se había aparecido el diablo, el ahorcado, o la sayona…

LA DIENTONA DE SEMANA SANTA - VENEZUELA - Gustavo Mirabal - Mundo Ecuestre

En fin, cuentos o leyendas de oscuras apariciones que tenían su caldo de cultivo en las noches en que permanecía el pueblo durante 60 o 90 días a oscuras, debido a los desperfectos de una sola planta de electricidad que funcionaba bien, durante 30 días, y después durante 60 a 90 días no había luz por las noches, porque permanecía dañada y los repuestos no llegaban nunca.

Bien, después de vivir durante 5 décadas muchas experiencias que la familia, el trabajo y la cotidianidad me lo demandaban, justo cuando cumplía los 50 años, ahora tengo 73, el gurú de gurúes (Sai Baba) me hizo el llamado de luz en Ciudad Bolívar y tuve que nacer de nuevo y dejar de vivir una vida algo desordenada, ilusa y llena de deseos y sentidos sin control… Baba hizo que mi conciencia tratara de salir de la ilusión de este mundo y buscara o intentara, como padre de familia, recordar que somos seres con simiente divina, de la misma esencia y a imagen y semejanza del Creador. Reconozco que ha sido difícil entender y mantenerse en esos sitiales del ser verdadero, ya que a pesar de hacer el intento una y otra vez, pues desprenderse de la falsa ilusión (falsa realidad) de este mundo tridimensional 3D, no es nada fácil ni halagüeño.   

Empero, no ha sido nada fácil ni nada beneficioso, en cuanto a entender, que no venimos a esta escuela terrenal a complacer nuestros caprichos o hacer lo que nos venga en gana. O sea, creemos vivir una vida de libertinaje sin control alguno y sin mediar o tomar en cuenta los valores o principios que, por derecho divino están presentes y hacen vida en mi fuero corporal, y también están presentes y son connaturales en todos los seres humanos. ¿A qué se debe la presencia nuestra en este denso plano tridimensional? ¿Cuál es el propósito de la aventura terrenal que toda persona despliega en esta encarnación?

Cuando decidimos regresar a este plano, una vez más, venimos con un propósito determinado para reencontrarnos con nuestro ser interior, a fin de entender, vivir, y hacer posible nuestra verdadera realidad. Quiero decir con esto, que estamos anclados en una falsa realidad (3D) que solo nos hace ver lo material, lo iluso, y mientras permanezcamos en ese sendero no habrá posibilidad de trascender este mundo o dimensión tridimensional en que nos encontramos prisioneros.

En un artículo reciente (¡Dios No Existe, Dios ES!) que tenía vinculación con lo que dice la hermana Laura de González en su libro ¡Despierten! pude darle otro significado a mi vida, debido a que al leer el libro de Laura eso hizo posible que diera otro salto de conciencia espiritual. Doy gracias a la hermana Laura por la luz que emana de su Ser y que en buena medida pudo conectarse con mi Ser interior, y hacer posible que se activaran otros códigos de luz que hasta ese momento permanecían dormidos.

En ese mensaje (¡Dios No Existe, Dios ES!) pude encontrarle sentido a la duda que tenía, según la interpretación que Laura le da a este enigma…, “DIOS NO EXISTE, DIOS SOLO ES…” ¡Dios solo existe en la realidad de cada quien! Dios es una realidad según como cada quien la tenga… Igual aplica para la realidad que cada quien se forme de los seres de luz o de los seres de la oscuridad; fin de la cita de Laura…

Yo nunca creí y no creo en el diablo, la sayona ni en esos cuentos de camino, pues no le di cabida a esos oscuros pensamientos gracias a las tempranas enseñanzas de mi padre sobre esta falsa realidad; ya que si le daba crédito en mi mente a esa falsa realidad, no había ninguna duda de que en eso se convertía. Y esa, ahora, es mi postura y la interpretación que le doy a tales leyendas de aparecidos o muertos del ahorcado, a raíz de que a estas alturas y más despierto y consciente se han superado tales creencias en esas oscuras entidades, que solo la mente es capaz de darle vida.

Debo reconocer, que además de las advertencias de mi padre biológico también la tuve de mi bisabuela y mi tía abuela, materna, que nunca creyeron en el diablo, ni en nada parecido. Empero, mientras permanezca en el mundo anclado a esta tercera dimensión de luz y oscuridad, y no consiga elevar la conciencia hacia otros niveles evolutivos más elevados, pues, seguiré oscilando entre evolución e involución. Y los seres de escasa conciencia seguirán creyendo y dependiendo en la dualidad bueno-malo, positivo-negativo, luz-oscuridad, diablo-santo, porque es lo que por antonomasia se le ha trasmitido a los que hacen vida bajo el embrujo de este mundo irreal e ilusorio. En otros niveles evolutivos más elevados ya no se decide entre evolución e involución, valga decir, el libre albedrío desaparece y es reemplazado por la Conciencia Superior. Solo nos queda, en esos altos niveles de Conciencia Superior, actuar y someternos a los dictados que se emanen del UNO Universal.

VibraCosmos

Soy un profesional de la ingeniería eléctrica con años de experiencia en la profesión, pero desde hace 23 años me dedico a escribir artículos sobre tópicos de índole espiritual, etérico, dimensional y cósmico. Mis artículos no están circunscritos a lo que está determinado en esta tercera dimensión (polaridad, dualidad, positivo-negativo, etc), sino que va más allá de lo tridimensional y trasciende en mucho lo que tenga que ver con la cuarta, quinta, sexta y séptima dimensión. Me considero un investigador nato de lo desconocido. Eso, sí, siempre apegado a la "verdad".

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *