ISAAC TIGRET (LOS ARCHIVOS AKÁSICOS)

Por: José Agapito Ramírez Montes

En la continuación de los extractos de la charla dictada en Singapur por el saihermano Isaac Tigret, el 16 de julio de 2007, me permito llevarles a continuación un tema explicado por él que es de mucho interés espiritual: “Los Archivos Akásicos”. ¿Qué nos dijo Isaac Tigret sobre los Archivos Akásicos?

CURSO DE REGISTROS AKÁSHICOS NIVEL 3 EN VALENCIA

Nos dice Tigret… Hace años, Swami (Sai Baba) me pidió que viviera al lado de la casa de un yogui… Éste y yo nos reuníamos todas las tardes. La primera vez, entramos en un profundo estado de trance, y el yogui y yo abandonamos nuestros cuerpos. Estábamos en nuestros cuerpos sutiles, de pie al lado de nuestros cuerpos burdos. Swami llegó y dijo que emprenderíamos un viaje. Viajamos 2.500 veces durante los siguientes diez años. Nos reuníamos cuatro o cinco veces por semana, y abandonábamos el cuerpo. Swami llegaba y nos llevaba a dimensiones diferentes y universos paralelos. Nos llevaba a vidas previas, particularmente aquellas en que habíamos sido malos, por lo cual teníamos que pagar…

El relato de Isaac Tigret en esa charla de Singapur no fue revelado sino 10 años después, y durante ese tiempo lo mantuvo en secreto debido a la solicitud que su maestro Sai Baba le había ordenado.

Dice Tigret… No sé si saben o no lo que son los Archivos Akásicos, más ellos representan la corriente de toda la verdad, el divino río que fluye por otra dimensión cercana.

Cuando los pocos que desde los principios del tiempo llegan a ser seres realizados, son en verdad capaces de acceder a ellos tal como lo hace Sai Baba. Sai Baba posee una visión expansiva de la realidad debido a Su acceso a estos atemporales archivos de todo un conocimiento que es totalmente diferente al nuestro. Si es que pueden imaginar esta perspectiva; el Maestro ve todas sus vidas pasadas como asimismo su pasado karma. Él ve su futuro y su karma futuro y también su karma actual, todo simultáneamente.

Cuando un ser realizado interactúa con ustedes, como se ha dicho, a través de sueños, manifestaciones psíquicas o personalmente, les estará viendo por completo desde esta omnisciente perspectiva temporal de pasado, presente y futuro, lo que guía su interacción en el mejor interés de ustedes. Cuando les indican hacer algo, es para evitar un resultado desastroso, como me ha sucedido a mí y a muchos otros. Este es un favor para ustedes, ya que es el objetivo de estos maestros realizados, llevados por su infinito amor y deber, el ayudar a todos los que lo solicitan. Este fenómeno de ilimitada interacción se puede manifestar únicamente cuando el buscador lo pide con fe, anhelando la evolución del alma individual.

Sólo un ser realizado puede afectar esta aceleración de la evolución kármica de ustedes, y esa es una de las cosas que este Maestro, al igual que los demás antes de Él, está destinado a hacer por todos los que estamos voluntariamente en Su órbita.

Les puedo hablar de una importante súper-realidad que he aprendido de estas experiencias: “deben observar sus pensamientos”. Swami ha dicho esto una y otra vez: “vigilen sus pensamientos“. Gracias a la física se sabe que el cerebro es un artefacto cargado eléctricamente. En otras palabras, su mente funciona en base a electricidad. La Segunda Ley de la Física es que la Energía Nunca Muere; es transformada o transmutada a otra composición o plano, mas no puede ser destruida. Esta es la segunda Ley de la Física y también es la segunda Ley de la Metafísica.

De modo que me siento bendecido por estar aquí esta noche, a petición de Sai Baba, para exponerles a la posibilidad de la deferente ‘realidad sin-forma’. Ruego porque cada palabra que haya pronunciado esta noche sea Suya.

Las primeras cosas que le dijera Swami a la Sra. Krystal y a mí, fueron, “Dios creó al hombre y el hombre inventó a Dios”. ¡Vaya! ¿Qué significa eso?

Dios creó al hombre y el hombre invento a Dios – VibraCosmos

Entonces nos mostró que, a comienzos del tiempo, cuando se les mostrara a los siete maestros originales, a Dios en Su forma dinámica original de la Supraconciencia; que no podía ser vista por humanos debido a que se ubicaba tanto más allá de la conciencia humana, que ellos serían vaporizados ante la mera visión del Omnisciente. ¡Se dieron cuenta que Él era el electrón en cada átomo de todo el universo!

De hecho, hasta hay subpartículas de naturaleza divina por debajo de esa existencia atómica: todo el universo es el Cuerpo Divino. Él puede visitar cualquier parte de Su cuerpo cuando quiera. El electrón tan solo es Sus ojos y oído: la divina visión omnisciente. Mas, ¿cómo le explica uno esto a cualquiera? Está más allá de toda comprensión. No hay forma en que puedan concebirlo.

Comentario de José Agapito… En los libros de El Ser UNO se habla de que, en efecto, todo el universo es el Cuerpo Divino de la Suprema Realidad… (fin de la cita)

En la continuación de su charla Tigret comenta… Es así que los Maestros le permitieron al hombre inventar dioses – objetos en su propia forma; cosas que lucen como ellos. Cada cultura los ha tenido. Comenzando en culturas pre-neolíticas con la adoración del sol, la luna y las estrellas, los espíritus naturales de la Tierra. A medida que evolucionaban, las culturas crearon Dioses en un plano celestial, a su propia imagen. Se formaron las religiones y las primeras estructuras monolíticas eran “templos” dedicados a la adoración de estos Seres Supremos.

A lo largo del tiempo, las grandes culturas tenían instituciones religiosas que se manifestaban todas en la presencia de seres iluminados: los ‘reyes divinos’ de los egipcios, Moisés para los israelitas … filósofos como Sócrates para los griegos … Mahoma para el islam… Jesús para la cristiandad… Confucio y Lao Tsé para el Tao… y Avatares y maestros iluminados desde tiempos inmemoriales en las culturas desde los Dioses Nórdicos, el Shinto, las culturas Espiritistas africanas, el Valle del Indo en la India… las civilizaciones Maya, Azteca y Tolteca, [sin olvidar las de Tiahuanaco, Inca y Araucana – N. de la T.]. … la Bizantina y la Nubia… la de los Nativos Americanos, la de los Druidas, y así siguiendo a través del tiempo con las diferentes culturas de pueblos conocidos y desconocidos…

El primer idioma escrito conocido en el mundo fue el sánscrito, en el que encontramos el primero de nuestros textos escritos en existencia: Los Vedas y los Upanishads. Los Vedas proclamaron que todos fuimos hechos a imagen de Dios, la supraconsciente imagen del Espíritu o Cuerpo de Luz. Que nuestros cuerpos humanos no eran sino recipientes para la inmortal, inalterable energía divina o Prana como se la denomina en los Vedas, que constituye todas las cosas animadas e inanimadas. “Aquello que nunca ha nacido, nunca puede morir“.

No somos ni la mente ni el cuerpo, sino eterna e inmortal energía pránica. No podemos ser dañados, No podemos ser ensuciados. No podemos ser destruidos. Somos la versión eterna de lo divino mismo, todos seres divinos, manifestaciones de la Supraconciencia, creados como recipientes o templos andantes de energía divina. “¡Vigilen sus pensamientos!” Imaginen todo el amor, la misericordia, la devoción que le han sido dados a estos dioses individuales desde el principio del tiempo. ¡Asombroso poder! Cada ser humano, cada pensamiento de devoción, cada pensamiento de amor, cada pensamiento de misericordia, transformándose en una dimensión cercana. Imaginen la energía, el divino prana, la energía divina del amor y de la adoración a los Dioses emanando desde su propio ser. Esto, como lo ha revelado el Maestro Sai Baba, es lo que realmente ha creado los Dioses o “arquetipos positivos“. El Amor y la Devoción del hombre crea a los seres divinos.

Es así que veo a Dios Mismo como la energía –el gran papá—detrás de todas estas creaciones, porque siendo un ser divino, sus pensamientos serían energía divina hecha de lo divino que les anima – la energía del prana. Y es así que crean a estos dioses y continúan animándolos.

Ellos son reales; están allí; están allí para servirles a ustedes. Están allí para reflejar misericordia, bondad, amor y devoción. Están allí para elevarles a un plano superior, en donde debieran buscar diligentemente, en cada momento de vigilia, el mayor don de la Vida digno de procesar: “Paz Mental“.  

Dios creó al hombre, el hombre inventó a Dios. Suena complejo. Es tan simple como el crecer del césped. Imaginen, entonces, toda esta adoración, todo este amor, toda esta misericordia, todos estos aspectos positivos de la naturaleza humana, reunidos en un plano que estamos creando, a todos estos divinos arquetipos que alimentan y crean continuamente lo divino. El templo vecino, el bello templo que esta noche celebra una ceremonia budista, la iglesia al otro lado – todos ustedes se están creando constantemente, más estas criaturas existen; estos seres divinos existen.

Fuente: Extractos de la charla dictada en Singapur por el saihermano Isaac Tigret, el 16 de julio de 2007

VibraCosmos

Soy un profesional de la ingeniería eléctrica con años de experiencia en la profesión, pero desde hace 23 años me dedico a escribir artículos sobre tópicos de índole espiritual, etérico, dimensional y cósmico. Mis artículos no están circunscritos a lo que está determinado en esta tercera dimensión (polaridad, dualidad, positivo-negativo, etc), sino que va más allá de lo tridimensional y trasciende en mucho lo que tenga que ver con la cuarta, quinta, sexta y séptima dimensión. Me considero un investigador nato de lo desconocido. Eso, sí, siempre apegado a la "verdad".

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *