Extractos del llamado divino a Rani Maa (N° 4/4)

Por: José Agapito Ramírez Montes

Las experiencias que vivió Rani Maa ante la presencia del Avatar de esta era, Sathya Sai Baba, desde el año 1950 y cuando apenas Baba contaba con 24 años, es una sumatoria de vivencias espirituales que con el pasar del tiempo adquieren tal resonancia que por su importancia y fácil comprensión no dejan de ser un tesoro de luz para los aspirantes espirituales. 

Baba, en una charla que sostenía con Rani le aconsejaba que no se deben limitar al cuerpo, y la razón de este comentario surgió a raíz de una consulta que Rani le hacía a Baba sobre hacer servicio o no en el Centro Sathya Sai de Chennai; ella le inquirió ¿está bien o está mal? ¿debo ir y ofrecer mis servicios?

Él respondió, ¡Sathya Sai!, ¡Sathya Sai! ¡Tú no me has comprendido Rani Maa! ¡Yo no soy tan sólo Sathya Sai! ¡El mundo entero soy Yo! Dondequiera que hagas buen trabajo, ¡Me llega a Mí! ¡Es hora de que te des cuenta de esto! ¿Por qué Me limitas sólo a Sathya Sai? Si no estás inspirada a ir allí, ¡no vayas! Donde quieras que estés; haz buen trabajo.

Para quienquiera que haga buen servicio –Rama, Krishna o quien sea– ¡no importa! ¡Me llegará a Mí! Él dice que ‘alguien que comprendió que Él es antarayami (el Morador Interno) es verdaderamente sabio’. Él dice: “¡Estoy escuchando! ¿Lo crees?” A pesar de que no lo escuches respondiéndote, Él, el Morador Interno, ¡está escuchando perfectamente! Sai Baba dice en el libro ‘Sai Darshan’ que cuando estás preparado para Él, Él te responderá desde adentro.

Swami ha dicho: Cuanto más cerca estás, ¡más distante Me volveré físicamente! ese es uno de Sus signos. Baba dice. Cuando Yo estoy cerca de ti en el espíritu, estaré muy distante de ti en el cuerpo. Porque tú has reconocido Mi verdadera naturaleza. ¡Eso es por lo que Yo he venido!

Mi misión principal es el despertar al Gurú interno. El Gurú interno no está afuera; comienza con el Gurú externo, pero el Gurú externo te conduce al Gurú interno. ¡Ese es el propósito de la Misión de Swami! El que seas un Gurú. Es Su deber el conducirte a eso. De otra forma, no serías un verdadero Gurú. ¡Él no ha venido a darte cosas mundanas! Él está tratando de quitarte del mundo (de la vida mundana).

Él hará las cosas muy difíciles para ti en el mundo, y así comenzará a dejar de gustarte el mundo. Tú pensarás: ¡mejor me alejo de todo este samsara (vida mundana)! Swami dará todo lo que se le pida, pero recuerda que el mundo no puede darte paz. ¡Si creemos que el mundo puede darnos paz, entonces eso es ignorancia! ¡Que el mundo no puede darnos paz es jnana! ¡Eso es conocimiento!

Sai Baba le decía a Rani, Puttaparthi es el campo de batalla de Kurukshetra. El Señor Krishna dio el mensaje inmortal del Bhagavad Gita en el campo de batalla porque la vida es una batalla. Y cuando eres victorioso en la batalla, ¿qué es lo que obtienes? ¡Paz!

Una vez en una Entrevista, Él nos dijo que lo que pidamos que sea bueno, será concedido. Pero Él decide el momento correcto para concederlo, ya que Él sabe qué es lo bueno para cada uno de nosotros, y sabe nuestro pasado, futuro y presente. En el camino espiritual, la paciencia es el requisito clave, así que debemos esperar pacientemente a que Swami nos conceda nuestros deseos. Dice Swami… Cuando vienes a Puttaparthi, te encontrarás con mucha gente, algunos buenos y otros malos. Puede que obtengas un buen lugar para quedarte por un día y un lugar incomodo al día siguiente. Pero todo esto no debe afectarte. Tú has venido al Ashram para tu viaje interno. No busques la paz afuera. Está dentro de ti, así que mira adentro. Este es el jnana, el conocimiento que debes tener.

Una vez, en Whitefield, Swami dijo, Rani Maa, Yo he venido a despertar al Gurú interno. No dependas del Gurú externo. Rézame así: ‘Swami, por favor vuélvete mi Gurú interno. Dime qué debo hacer desde adentro y yo lo haré.’ Entonces Yo ciertamente te guiaré desde adentro tuyo. No debe haber ‘yo’ y ‘mío’. Debe volverse todo de Swami completamente. Tan pronto como el sentimiento de ‘yo’ y ‘mío’* surge, entramos en el reino de la ignorancia en ese instante.

La rendición a Swami debe ser completa. Él nos ha prometido la liberación si practicamos este tipo de rendición. La liberación no es otra cosa que la libertad de nuestra conciencia corporal y ego. Los sentimientos de ‘yo’ y ‘mío’ constituyen el ego.

En cuanto al lenguaje del silencio, Rani nos habla de la siguiente experiencia que vivió con Sai Baba… Si alguien te reprende sin razón no debes tomar represalias. Debes sufrir la herida internamente y mantenerte calmo externamente. El silencio es el lenguaje del aspirante espiritual. Somos todos buscadores. Devoto significa ‘Bhakta’. Es por eso que Swami no nos llama Bhaktas (devotos).

Él nos dijo una vez que nos llama “Atma Swarupulara” (encarnaciones del Alma divina) porque ni siquiera uno en esta congregación puede ser llamado devoto. Sin embargo, cada uno aquí es un Atma Swarupa (encarnación del alma) a pesar de que puede que no sepan esta verdad.

No pueden ser llamados devotos ya que no han embebido las cualidades de un devoto tal como son enumeradas en el capítulo XII del Bhagavad Gita que dice: Un devoto es aquel que ha trascendido los pares de opuestos y que ha reconocido la verdadera naturaleza del mundo (la cual es temporaria). Swami, por lo tanto, dice, “No hables”. No debemos siquiera hablar acerca de otros. No debemos preocuparnos acerca de cómo se comportan los demás. Algunos son espiritualmente avanzados; otros están todavía atravesando el proceso de crecimiento. Están todos luchando para mantener su ecuanimidad.

Fragmentos tomados de: Cautivadores momentos con el Divino Maestro. Entrevista con la Sra. Rani Subramanian (Rani Maa).

Sic… JARM

VibraCosmos

Soy un profesional de la ingeniería eléctrica con años de experiencia en la profesión, pero desde hace 23 años me dedico a escribir artículos sobre tópicos de índole espiritual, etérico, dimensional y cósmico. Mis artículos no están circunscritos a lo que está determinado en esta tercera dimensión (polaridad, dualidad, positivo-negativo, femenino-masculino, etc), sino que va más allá de lo que atañe a lo terrenal y trasciende en mucho lo que tenga que ver con la cuarta, quinta, sexta y séptima dimensión. Me considero un investigador nato de lo desconocido; a lo que tenga que ver con el cosmos conocido y desconocido. Eso, sí, siempre apegado a la "verdad".

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *