¿TE HAS PREGUNTADO QUIÉN ERES?

Por. José Agapito Ramírez Montes

En el mes de abril de este año 2022 publique un artículo que lleva por nombre ¿Quién soy? ¿Por qué estoy aquí? Y me pareció bien interesante ahondar un poco más en el contenido del referido artículo, por cuanto en mi caso en particular siendo yo un inquieto adolescente, en mis años de juventud, me hice muchas preguntas, sin respuestas, que guardan mucha relación con el citado tema.

¿Te has preguntado alguna vez, si en realidad eres el hijo de los padres biológicos que hicieron posible tu nacimiento en esta encarnación? ¿Te preguntaste alguna vez si naciste en la familia equivocada? ¿Te preguntaste alguna vez si los hermanos, tíos, abuelos y primos no son en realidad el verdadero parentesco que te une como familia? ¿Qué papel juega el Creador en este caleidoscopio de incertidumbres, en las que al parecer no hay respuestas convincentes? ¿Cuál es el chiste y qué se esconde en el drama de nacer, envejecer y morir?   

En otro artículo que escribí hice ver lo que en esencia Somos y no lo que se nos ha hecho ver, desde una perspectiva puramente materialista, equivocada, sin asidero y sin el piso espiritual necesario; valga decir,  lo que realmente somos, hemos sido y seguiremos siendo… ¿Quién eres y cuál es tu vínculo con el Creador? ¿Eres acaso el cuerpo físico que, sin más ni más, te ufanas derrocharlo con orgullo en este plano? ¿Y qué hay con lo que tu nivel de conciencia 3D te dice que, a pesar de la juventud del cuerpo, éste, llegada la senectud está sujeto a su desgaste con el pasar del tiempo y, finalmente, a un despojo sin valor alguno?   

¿Te has preguntado quién eres? ¿Eres el hijo biológico de fulana y fulano y es eso lo que te identifica con tus verdaderos padres? ¿Y qué hay de tu esencia divina y de Aquel que hizo posible tu nacimiento de luz en este Cosmos?

Aquellos que dices identificarlos como tus progenitores biológicos, que por cierto no hay ninguna duda de que no lo sean, es lo que se suele “agradecer de por vida durante el tiempo que dure tu existencia física en esta dimensión, ya que fue gracias a ese acto de amor entre dos seres humanos, que pudiste encarnar, crecer y desenvolverte en este plano. De tal forma, en eso consiste el drama del nacimiento para poder hacer vida terrenal en esta dimensión 3D. Sin embargo, no es ese el verdadero nacimiento ni es el único, aun cuando creas que sí lo es. La vida física que tienes actualmente y que es la que te permite leer este mensaje, no es la verdadera, por cuanto tu verdadero nacimiento de luz está sujeto a lo que hizo posible que ocurriera hace billones de años, por allá en el Vacío, y por la Divina Gracia del Creador, nuestro Padre. En otras palabras, eres desde nacimiento y sin principio ni fin, un ser de luz, y a esa luz te debes por derecho divino de nacimiento, hasta el siempre jamás. No eres el cuerpo físico que dices etiquetarlo como la panacea cierta y verdadera, en esta encarnación; ya que el cuerpo físico 3D es, por el contrario, efímero y sujeto a la temporalidad, a la corrupción y a su desaparición.  Y lo verdadero y eterno, el Espíritu, sin principio ni fin, sigue sus andanzas cósmicas bajo su esencia de energía, frecuencia y vibración.          

La Biblia es muy clara, concisa y taxativa en cuanto a dejar en claro que “nacimos a imagen y semejanza del Creador”. En ese sentido, si devenimos del Creador porque en “esencia somos un clon y, además, fuimos concebidos a su imagen y semejanza”, ¿cuál es la diferencia entre Aquel que dice Ser y nosotros los que también decimos Ser? Los que decidieron o decidimos encarnar en este mundo, tal como lo decidimos actualmente los más de ocho mil millones de seres humanos, está demás decir que tenemos la misma herencia, los mismos derechos divinos, los mismos atributos y la misma Divinidad, que aquel que dice Ser, en el Ser.

Eres quien eres, porque eres parte de todo lo que ES. Da igual, de donde provengas… seas nativo de este hermoso planeta, o vengas de las Pleyades, Arcturus, Andrómeda, o seas Gris o Reptiliano. Todos los seres, fuera de lo que puedan ser, buenos o malos, pertenecemos a la misma Fuente. La toma de decisiones para hacer el bien o el mal, es más algo a nivel más físico o material; valga decir, propio de lo que esta pesada densidad dominada por la materia, nos hacer ver como cierto, siendo, en realidad, una falsa ilusión.

Tu eres esencia, eres esa conexión con la Fuente. En distintas religiones lo han llamado Nirvana, la iluminación… Estados de Conciencia Elevados… ¿Qué eres? Eres un ser energético, que a día de hoy posee un cuerpo físico. Eres un ser eterno, dentro de una cascara de huesos, piel, músculos, órganos… A veces uno se dispersa en la vida, y no se dedica el tiempo necesario a la esencia de Uno, al Espíritu. En ese sentido, es aconsejable entrenar la mente para que no se disperse todo el tiempo en múltiples direcciones, disipando la energía que se intenta acumular.

¿Por qué estamos aquí?

Esta vida es puro aprendizaje. Desde que uno nace, hasta que uno muere… uno es maestro y alumno. Un niño de 2 añitos puede perfectamente enseñar una clase de amor a un adulto y también puede enseñar ese niño de 2 años a que los adultos vean la realidad desde otra perspectiva. Un adolescente puede perfectamente enseñar a un niño, pero también puede enseñar a un adulto, un adolescente puede enseñar sin que este se dé cuenta a que los demás que estén a su alrededor tengan paciencia.

Estas aquí para aprender. Y sobre todo aprender a conocerte. Aprender de cuando tu cuerpo necesita descansar, aprender a escuchar tus emociones y comprenderlas, aprender a no juzgar, aprender a que todo es relativo (incluyendo este texto), pues todos tenemos un punto de vista. Es posible que mi punto de vista, sea muy parecido a tu forma de ver la vida y es fabuloso, pero también hay personas que tienen ciertas inconveniencias con lo hablado anteriormente, porque su punto de vista es totalmente distante al tuyo. Y eso también es fabuloso. Aprender a respetar las opiniones ajenas… a pesar de que estés en desacuerdo, es un acto de amor y de desapego. No se trata de vivir toda una existencia prejuzgando y haciendo juicios de valor contra tu prójimo, porque cuando mires la espina en el ojo ajeno mira la estaca en el ojo propio… 

La vida es un aprendizaje continuo… Aprendes quien te quiere, aprendes a diferenciar a los amigos de los conocidos, aprendes a ver quién te tiene en estima, y quien no… ¿Por qué estás aquí? Estas aquí, porque estas aprendiendo. Da igual los años que tengas… tanto si tienes 100 años o más. Siempre hay algo que aprender… y si no es externo… aprenderás a lo interno algo de ti mismo.

No dejo de sorprenderme y de admirar, por cada día que pasa, la admirable hazaña y digno de ejemplo y del mayor respeto y consideración, lo que un Cristo, un Buda o una Supraconciencia tal como la de Sai Baba, pudieron alcanzar y llegar a Ser. ¡Digna hazaña espiritual en donde han sido pocos los que lograron hacerlo realidad! ¿Es posible, que tu o yo, podamos también alcanzar tales hazañas? En lo personal soy un convencido de que el techo no es el cielo, empero, el techo en realidad es algo que está más allá de la eternidad y más allá de lo que una conciencia 3D no es capaz de alcanzar e imaginar.

Todos los seres de conciencias muy elevadas nos han dicho y nos dicen, a más no poder y hasta la saciedad, la misma letanía: Yo, tu, aquel o los muchos, por igual, somos DIOS. ¿Cuál es la diferencia entre un ser de elevada conciencia Crística y otro que no lo es? La diferencia estriba en que hubo unos pocos que DESPERTARON y se hicieron conscientes del poder Alquímico que habita y está presente, sin distinción alguna, en cada entidad humana… ¡Superaron los miedos, la dualidad, la polarización, el sentido de separación y dominaron y controlaron los sentidos! Mientras que los que no han llegado o no hemos llegado a ese sitial de luz, es, debido, a que aún permanecemos DORMIDOS y bajo el sopor de un plano tridimensional que nos hacer ver lo falso como cierto, lo irreal como real… ¡No hemos podido desarraigar la atracción y encantos que ejerce en nosotros la falsa ilusión de esta dimensión 3D! 

¡No hemos podido superar el apego a lo tuyo y lo mío, y mientras permanezcamos ralentizados en esa laxitud y espíritu egoísta (ego falso), nunca habrá progreso espiritual!  

Te has preguntado, en tono reflexivo, ¿quién eres y por qué estás aquí?

Todos, sin excepción, nacimos del mismo vientre divino y esa magna proeza de luz nos hace ser lo que en esencia somos, DIOS… Hemos sido DIOS desde que nacimos y lo seguiremos siendo hasta el siempre jamás… Nacimos de la luz y a ella nos debemos por naturaleza divina. No somos menos de lo que en esencia SOMOS, porque no serlo es ir en contra de lo que nuestra esencia ES. Partimos de la luz hace billones de años y desde que fuimos nacido, en el vació, tuvimos por nacimiento los mismos atributos divinos y la misma herencia divina que el Creador, mi PADRE… No debo apoyarme en nadie para llegar a Ser, porque ya lo SOY… No tengo necesidad de recurrir a mantras, oraciones, plegarias, yoga, meditaciones, o a cualquier otro artificio espiritual, ni tampoco apoyarme en la muleta de ningún Ser, que se diga ser más de lo que Soy YO. Es dable respetar y se agradece infinitamente la ayuda que nos han prestado todas aquellas entidades divinas (Avatares, Maestros Ascendidos, Santidades, Ángeles, Arcángeles) que tienen un nivel de evolución, en conciencia, más crecida que la que tenemos la gran mayoría de los que hacemos vida en esta dimensión 3D. Gracias, Gracias, Gracias…

¡Que así sea! ¡Por la vida!   

VibraCosmos

Los artículos que se publican en Vibracosmos no están circunscritos a lo que está determinado y a lo que rige con mucha fuerza en esta tercera dimensión. Una dimensión en la que priva con mucha fuerza y dominio la polaridad, la dualidad, el sentido de separación y el egocentrismo a ultranza. En otras palabras, estos mensajes y las publicaciones que se difunden van más allá de lo que atañe a lo terrenal y trasciende en mucho lo que tenga que ver con la 4ta, 5ta, 6ta y 7ma dimensión. La verdad de lo que no se publica en las redes y medios impresos de gran poder mediático mundial, aquí en este blog tienen la relevancia, difusión y la caja de resonancia que se merecen. El saber y todo lo que tenga que ver con el Universo conocido y desconocido, es el interés que tiene Vibracosmos para que ese conocimiento y la verdad de lo que se nos oculta, llegue equilibradamente y por igual hasta todos los rincones del planeta.

Leave a Reply

Your email address will not be published.