Extractos del llamado divino a Rani Maa (N° 1/4)

Por: José Agapito Ramírez Montes

Las experiencias espirituales que continuación voy a relatar, se refieren a una abnegada devota quien durante 60 años fue una fiel seguidora de la palabra y enseñanzas espirituales del Avatar de esta era, Sathya Sai Baba. Me refiero a la Sra. hindú Rani Subramanian, un ejemplo de humildad espiritual y un modelo de virtudes a seguir para quien aspire elevar conciencia y ascender en la escala de concienciación de Dios.  

Una devota de Sathya Sai Baba, la Sra. Rani Subramanian (Rani Maa), originaria de Tamil Nadu, vino a Bhagavan Baba en el año 1950 y fue por cerca de 60 años una sincera y dedicada devota. Las experiencias vividas por Rani Maa ante la divina presencia del Avatar Sathya Sai Baba, es un tesoro espiritual de inestimable valor que debe servir de ejemplo para quien decida incursionar en el sendero espiritual; porque la espiritualidad es un viaje interno.

Con 85 años de edad ahora y cariñosamente llamada ‘Rani Maa’ por Bhagavan Baba, su vida es un cofre lleno de experiencias fascinantes de los años de antaño. Es una sincera buscadora espiritual y reside actualmente en el Ashram  de Sai Baba en Puttaparthi, Estado de Andhra Pradesh, India.

A continuación, solo voy a citar fragmentos de sabiduría trasmitidos a Rani Maa por Sai Baba desde los años 50′ (en cuatro entregas o mensajes 1/4…4/4) de una entrevista que se le hizo. Y dada su importancia espiritual es conveniente hacérsela llegar a los anhelantes devotos quienes viven en la conciencia de Dios con profunda fe, convicción y abnegada espiritualidad.

¡Una vez que vienes a un Gurú no puedes hacer lo que quieres!, decía Rani Maa. En aquellos días (década de los 50′), teníamos que ir a las colinas para las abluciones matinales. No había baños. Los mosquitos picaban, no había ventiladores. El agua de lluvia se filtraba y mojaba todos los enseres y vestimentas, y en esa situación había que resignarse y permanecer calmo, pues, si te quejabas no hay méritos a favor, sino deméritos.

Fue un tiempo difícil para Rani y sus dos hermanas que solían acompañarla, en ese primer encuentro con Baba. Él nos hizo probar todas esas incomodidades en Prashanti, en el pueblito de Puttaparthi, en los años cincuenta, para testear nuestra devoción hacia este camino.

La Espiritualidad es un viaje interno“. Baba le solía decir a Rani Maa: si en algún momento tienes algún problema tienes que rezar, pero reza sinceramente, reza con ardor y no superficialmente. Siéntate en calma, ve profundo dentro de ti y reza. Yo te mostraré Mi Omnipresencia”.

Baba una vez le inquirió a Rani “Ustedes no están convencidas de que soy Dios, ¿verdad? Ustedes tienen dudas acerca de Mi Divinidad, ¿no es así?  Entonces Swami dijo: “Vayan y pruébenme”. Y yo puse a prueba a Swami, dijo Rani Maa. El caso es que mi hijo de 5 años de edad cayó muy enfermo, ¡y tenía 39-40 °C de fiebre por 5 días! Un doctor vino, lo vio y al principio pensó que era malaria, y luego dijo que era influenza; o que era dengue, él no podía encontrar la causa precisa. Así que continuó tratándolo, ¡pero mi hijo no respondía a ninguna medicina!, y todo ello a pesar de que mi esposo que era médico él no se encontraba en casa porque estaba de viaje, muy lejos.

¿Qué hizo Rani Maa para probar la Omnipresencia de Sai Baba? A Rani se le vino el pensamiento de lo que Baba le había dicho en su último viaje: ¡Te dije que pruebes Mi Omnipresencia!’ ¡Ahora es el momento para tu prueba! Ve y rézame. Así que fui a mi santuario –eran las 9 en punto– y le hablé a Swami: “Swami, Tú me dijiste que pruebe Tu Omnipresencia. Hoy necesito Tu Omnipresencia, ¡porque el chico está comportándose tan extrañamente! ¡Ni siquiera puedo entender qué está sucediendo! ¡Quiero Tu ayuda! Por favor ven y haz algo. Si Tú realmente vienes y lo salvas tienes que cumplir con dos condiciones que pondré ahora. La primera, que cuando yo regrese ahora, él esté profundamente dormido; no debe estar corriendo y diciendo toda clase de cosas. Entonces sabré que eres Omnipresente. La segunda es que cuando me levante en la mañana y cuando le tome la temperatura, debe ser normal- exactamente 36,8°C ¡no aceptaré ni siquiera un 37,2°C! Swami nos había dicho que para contactarlo debemos rezarle, repetir Su Nombre; y así lo hice en mi cuarto de oración.

Entonces me levanté y regresé al cuarto, ¡y lo encontré profundamente dormido! Y en la mañana también él se levantó muy normal. Nada de aquel balbuceo estaba allí. Él me reconoció tal como siempre lo hizo. Le tomé la temperatura en la tarde y en la noche ¡era 36.8°C! ¿Qué más necesitaba?

¿Qué significa llevar una vida espiritual? ¿Qué es la vida espiritual? Es una vida Divina en la cual estás conectándote a ti mismo con la Fuente todo el tiempo. Esto es, pensando, hablando y funcionando desde el nivel de la Divinidad. Eso es lo que Baba nos dijo: “Tienen que poner a prueba Mi Omnipresencia.” Y Baba le espeto a Rani: “Tú ganaste mi Gracia sólo porque has trabajado con tu Ser; no es que lo hayas alcanzado. Comienza a educarte, pero tienes que pasar un gran examen el Doctorado; el último. “Digamos que tengo temperamento fuerte, o tengo codicia o que soy muy egoísta; cualquier defecto que tenga –cada uno tiene uno diferente; puede ser cualquier cosa–. Baba quiere que no tengas egoísmo. Él dijo: Esa debe ser su prioridad; deben poner a la otra persona primero siempre. Deben olvidarse de sí mismos; ¡esa es la Realización Última!”

¿Cuál es la Auto-Realización Última? ¡El olvidarte a ti mismo! Siempre queremos esto o aquello para nosotros mismos, para este cuerpo. Eso está prohibido en el camino espiritual; tienes que olvidarte de ti mismo. Primero ve a Dios en ti mismo, tienes que estar convencido de que Él reside en ti. No puedes ver a Dios en todos a menos que lo veas primero en tu Maestro Espiritual; segundo, verlo en ti mismo como el Morador Interno.

Yo solía venir a Puttaparthi cada seis meses, dice Rani, a veces incluso 3 veces al año. Tengo que decirles, en aquellos días, ¡Su aura era muy poderosa! En aquellos días, dice Rani, Baba nos hizo algo para darnos el gusto; no fue una adquisición permanente tal como Sri Ramakrishna le dio a Swami Vivekananda, la experiencia del Nirvikalpa Samadhi tan sólo por un corto período y luego se lo quitó y se quedó con el secreto. Baba hizo lo mismo; Él nos dio una experiencia de Su Infinito Poder y Gracia, y consistió de que puede hacer cualquier cosa, tal como eso. ¡Él no necesita tiempo! No necesite hacer sadhana por 6 años para obtener eso; ¡nada! Fue instantáneo; pero sólo una saboreada de ello. Con sadhana solamente puedo obtener una realización permanente de Su Poder.

Fragmentos tomados de: Cautivadores momentos con el Divino Maestro. Entrevista con la Sra. Rani Subramanian (Rani Maa).

VibraCosmos

Soy un profesional de la ingeniería eléctrica con años de experiencia en la profesión, pero desde hace 23 años me dedico a escribir artículos sobre tópicos de índole espiritual, etérico, dimensional y cósmico. Mis artículos no están circunscritos a lo que está determinado en esta tercera dimensión (polaridad, dualidad, positivo-negativo, femenino-masculino, etc), sino que va más allá de lo que atañe a lo terrenal y trasciende en mucho lo que tenga que ver con la cuarta, quinta, sexta y séptima dimensión. Me considero un investigador nato de lo desconocido; a lo que tenga que ver con el cosmos conocido y desconocido. Eso, sí, siempre apegado a la "verdad".

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *